La oposición insta a recurrir en casación el fallo de la EMVS

La oposición insta a recurrir en casación el fallo de la EMVS

Los grupos de la oposición municipal han exigido al Ayuntamiento de Madrid que presente recurso de casación contra el fallo de Tribunal de Cuentas que revoca la sentencia condenatoria a la exalcaldesa de Madrid Ana Botella y a los que fueron concejales en su equipo de gobierno por la venta de 18 promociones de viviendas de la EMVS al grupo societario Fidere, sociedad de inversión inmobiliaria del fondo Blackstone.

Marta Higueras de Más Madrid en el Ayuntamiento, ha reclamado que se eleva a casación ante el Tribunal Supremo "por decencia y regeneración democrática".

En la misma línea, ha ido la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, que ha criticado que haya sido "una exministra de (José María) Aznar" --Margarita Mariscal de Gante, presidenta de la sala de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas-- y un consejero propuesto por el PP absuelven a Botella por la venta de viviendas públicas a los 'fondos buitre'". "No sorprende pero sí avergüenza", termina la edil.

Por su parte, la portavoz del PSOE en la comisión de Desarrollo Urbano, Mercedes González, ha instado asimismo al Ayuntamiento de Madrid a "acudir al Tribunal Constitucional" por el daño patrimonial a la Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid (EMVS). Tras reunirse con asociaciones de vecinos de Carabanchel afectados por la venta de viviendas de la EMVS, donde ha lamentado la resolución aunque también ha dicho que se la esperaban porque es "una sentencia de parte". "Margarita Mariscal es la presidenta de la Sala donde se ha llevado la apelación y es una sentencia de parte. Fue ministra de Justicia de José María Aznar y tiene una declarada amistad con uno de los consejeros del Tribunal de Cuentas, Manuel Aznar, a la sazón cuñado de Botella", ha subrayado. "Todo queda en casa y no tiene ningún tinte recto", ha asegurado González, quien ha insistido en que la sentencia apelada esta "más que probada" y que los daños patrimoniales son "incuestionables".

Por su parte, la portavoz del Gobierno municipal en el Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz,ha reprochado a la izquierda dudar del tribunal: "Somos firmes defensores de la justicia, y acatamos cuando nos gustan y cuando no".

"No hemos tenido demasiado tiempo para estudiar esa sentencia; sí parece que deja claro que existió un concurso público, con una serie de informes , entre ellos el de la intervención, que avalaba ese proceso como hemos defendido desde el PP. En todo caso como portavoz del Gobierno, acatar, respetar la sentencia, y aceptaremos las conclusiones que ya se han dado", ha señalado.

Esta sentencia revierte el fallo inicial dictado el pasado 27 de diciembre, que cifraba en casi 25,8 millones de euros el perjuicio que esta operación ocasionó a la EMVS por entender que se hizo a un precio inferior al valor mínimo posible.

En lo que respecta a las críticas de que la presidenta de la sala de enjuiciamiento del Tribunal de Cuentas, Margarita Mariscal, sea exministra de José María Aznar, Sanz ha asegurado que le "sorprende" porque en la sentencia de 2018 "se produjo en otras condiciones" y "nadie de la izquierda tenía criterios respecto a las personas que habían dictado esa sentencia o las posibles vinculaciones políticas o personales que podría haber". "No vamos a entrar en eso, acatamos y respetamos la sentencia. Somos firmes defensores de la justicia, y acatamos cuando nos gustan y cuando no. Es mal camino poner en duda a los tribunales y el de cuentas", ha lanzado.