La oposición en Madrid pide una moratoria para los derribos en El Gallinero

redada_gallinero
redada_gallinero |Telemadrid

Los tres grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Madrid -PSOE, IU-LV y UPyD- han exigido la convocatoria urgente de una reunión para solucionar la problemática del poblado chabolista de El Gallinero y conceder una moratoria a los derribos hasta que se elabore un programa de actuación.

En un comunicado conjunto, los tres grupos han reclamado la convocatoria de una reunión urgente con la Delegada del Área de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana para mejorar el "Programa de actuación de intervención social para el Gallinero", ante la "constante" ejecución de derribos.

La oposición considera que el equipo de gobierno insiste en solucionar el problema del barrio con derribos mientras realiza pocas intervenciones en la zona y recuerda que no se ha incorporado a ese programa ninguna de las propuestas que los grupos municipales consensuaron con los colectivos sociales que intervienen en el poblado.

Según indican en el comunicado, se trata de un decálogo que recoge la necesidad de encuadrar todas las actuaciones en un nuevo Plan de Erradicación del Chabolismo en la Ciudad de Madrid y plantea actuaciones que los grupos de la oposición consideran imprescindibles para alcanzar el objetivo último que es la desaparición del poblado.

Entre las propuestas, destacan "la necesidad de realizar un censo actual y real tanto de población como de chabolas, una intervención social intensiva de carácter multidisciplinar y una moratoria en las demoliciones de chabolas".

Los grupos piden también la dignificación de las condiciones de vida del poblado "en tanto llega la hora de su desaparición".

Los tres portavoces de Familia y Servicios Sociales de los grupos de la Oposición han expresado su convicción de que es fundamental que se cumplan las condiciones recogidas en el decálogo para dar una solución adecuada al Gallinero y conseguir la integración social de las personas que allí residen.

No obstante, Pedro Zerolo -PSM-, Prado de la Mata -IU- y Cristina Chamorro -UPyD- aseguran que es imprescindible que la Delegada del Área demuestre voluntad de dialogo y acuerdo, "cosa que no ha hecho hasta ahora", según denuncian.

EL AYUNTAMIENTO REPLICA QUE YA HAY REUNIONES PERIODICAS

El Ayuntamiento de Madrid ha respondido a los grupos de la oposición que ya se celebran "reuniones periódicas" donde el equipo de Gobierno les "mantiene puntualmente informados" de la situación del poblado chabolista de El Gallinero, y les ha recordado que esas citas seguirán "sin necesidad de convocarlas a través de notas de prensa".

"En el año 2013 las mesas de coordinación institucional y con las ONG intervinientes en el asentimiento se reunieron hasta en cuatro ocasiones y en dos ocasiones se convocó y celebró la reunión con los grupos de la oposición, dando en la primera cumplida respuesta a todos y cada uno de los puntos del llamado 'decálogo' al que alude la nota actual de la oposición municipal", replica el Gobierno local en el comunicado.

De igual manera, asegura el equipo de gobierno del Ayuntamiento que "ha dado cumplida información hasta en cuatro ocasiones a diversas preguntas e iniciativas de la oposición" tanto en el Pleno del Ayuntamiento de Madrid como en la Comisión Permanente del Área de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana.

Asimismo, el comunicado reprocha a la oposición que niegue de manera interesada "la intervención social constante e integral" que realiza en El Gallinero y que tiene como base "el respeto a los derechos humanos de la población del asentamiento, especialmente de los menores y las mujeres".

En el comunicado, el equipo de Gobierno mantiene su "compromiso" de tratar de integrar socialmente a esta población evitando la configuración de guetos que impidan el pleno desarrollo de los derechos civiles y sociales de estos ciudadanos.

El equipo de Gobierno insiste además en que en octubre de 2012 se puso en marcha un Programa de Intervención Social en el asentamiento para coordinar y sistematizar las diferentes intervenciones públicas y privadas en cuatro ámbitos distintos: Educación, Intervención Social, Salubridad y Limpieza y Seguridad.

Este año se han consignado 1,3 millones de euros para garantizar la atención social, integral e individualizada a las familias, a través de una encomienda de gestión al Instituto de Realojo e Integración Social de la Comunidad de Madrid (IRIS), ha indicado el Gobierno local en el comunicado.