Las operaciones derivadas a centros concertados caen un 15,2% en 2013

Las intervenciones quirúrgicas derivadas a centros concertados descendieron en 2013 un 15,2 por ciento (3.623 menos) con respecto a las practicadas en 2012 y suponen sólo el 4,3 por ciento del total de las que se realizan en el Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) mientras que en los centros propios se han realizado 9.837 más, lo que implica un incremento del 2,3 por ciento y que los hospitales de gestión directa concentran el 95,7 por ciento.

En 2013 la actividad propia de los hospitales fue de 430.293 intervenciones quirúrgicas (frente a las 420.456 de 2012) mientras que en el caso de las operaciones remitidas a centros concertados se situaron en 19.443 (frente a las 23.066 del ejercicio anterior).

Ello lleva a un total de 449.736 intervenciones quirúrgicas en 2013 con una subida total de actividad de 6.214 operaciones. Con ello, el peso de las intervenciones derivadas ha pasado de un 5,2 por ciento a un 4,3 por ciento, casi un punto menos (0,9) e implica una disminución porcentual del 17,3 por ciento.

Así lo ha manifestado este viernes el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, en rueda de prensa para presentar los últimos datos de derivaciones de cirugías y pruebas diagnóstica de 2013 con relación al ejercicio anterior, que indican que "cada vez" se utilizan más los recursos propios del SERMAS y se "deriva menos".

Por tanto, Rodríguez ha recalcado que estos datos refutan "el mantra" que utiliza la oposición de que, con las derivaciones, se realiza una "actividad privatizadora encubierta" y que los datos difundidos revelan que esas acusaciones que se realizan contra la política sanitaria del Gobierno regional "son falsas".

El consejero de Sanidad ha afirmado que cada vez se utilizan mejor los recursos propios del SERMAS y que ello genera un "ahorro importante" pues se aprovecha mejor la capacidad de actividad de los hospitales. Aparte, ha remarcado que la "tendencia" es tratar de lograr que las derivaciones sean "cero".

OCHO HOSPITALES CON TASA DE DERIVACION 'CERO'

Por otro lado y según los datos de Sanidad, existen ocho hospitales de la región con un porcentaje de derivaciones cero. Se tratan del Hospital Santa Cristina, el Hospital Carlos III, el Hospital Rey Juan Carlos, el Hospital de Fuenlabrada, el Hospital Infanta Elena, la Fundación Jiménez Díaz y el Gómez Ulla. Además, el Hospital del Sureste y el Hospital del Tajo presentan una proporción del 0,1 por ciento, al igual que el Hospital Central de la Cruz Roja.

Asimismo, se redujeron en un 23,3% las derivaciones a centros privados en las cinco pruebas diagnósticas más relevantes -ecografías, mamografías, TAC, resonancias magnéticas y endoscopias- respecto a 2012, y los centros públicos realizaron el año pasado el 93% de los 2,15 millones de pruebas.

"Nuestra tendencia es llevar las derivaciones a cero, no sé cuándo llegaremos, pero este es nuestro objetivo", ha dicho el consejero durante la presentación hoy del informe 'Derivaciones y Actividad en Intervenciones Quirúrgicas y Técnicas Diagnósticas 2012-2013'.

La red pública registró el año pasado "más actividad y menos derivaciones", con un incremento global de 9.837 cirugías, un 2,3% más, y con 103.000 pruebas diagnósticas más, lo que supone un 5,4%.

En cuanto a Urgencias, el número de asistencias pasó de 2,77 millones en 2012 a 2,86 millones el año pasado, lo que supone un incremento de 85.915 asistencias, aunque "el número de ingresos hospitalarios provenientes de Urgencias se mantiene estable en torno al 11%".

Rodríguez ha admitido que "en algún momento determinado" pueden existir situaciones de saturación "puntuales", por ejemplo en los "picos" de la temporada de gripe como en todas partes, pero la apertura de nuevos hospitales con más puntos de urgencias ha contribuido a "desmontar un poco la teoría de que tenemos las urgencias colapsadas".

Considera que las Urgencias están "perfectamente dimensionadas", aunque ocurre "como en las carreteras, que van bien hasta que hay una congestión", por lo que desde la consejería están "atentos para echar una mano a un hospital para desatascar estas situaciones".

Según Rodríguez, este informe que se ha realizado "en aras de una política de transparencia", evidencia que las informaciones de determinados políticos "son totalmente erróneas". Ha subrayado que la reducción de las derivaciones "en todos los hospitales" supone un ahorro muy importante para la sanidad, ya que a las arcas públicas les "cuesta lo mismo tener abiertos los hospitales, operen o no".

"Cada vez utilizamos más nuestros recursos; esta es la realidad, les guste o no les guste a algunos políticos", ha añadido. Ha reconocido que la única prueba diagnóstica en que la evolución no ha sido positiva es la Resonancia magnética, con 356 exploraciones menos realizadas en centros públicos en 2013.

En total, el número de pruebas diagnósticas derivadas a centros concertados bajo el año pasado en 38.386, según ha detallado el director general de Atención Especializada, Mariano Alcaraz.