Los 'okupas' de la calle Toledo de Parla ahora pagan la luz y la comunidad

Calle Toledo
Calle Toledo

Los 'okupas' que llevan viviendo en algunos pisos del Plan Municipal de Alquiler de Parla, en el número 15 de la calle Toledo, desde el pasado mes de noviembre ahora están pagando sus cuotas de luz, agua y comunidad ante el consentimiento del Ayuntamiento, que no encuentra el modo de echarles.

El PP de Parla ha tildado este hecho como "una vergüenza", y no entienden cómo el Consistorio permite que los 'okupas' "se hagan con unos pisos municipales, que echen de allí a las familias que los necesitan y que amenacen a las pocos residentes legales que quedan".

Para el concejal popular Joaquín Reyes lo más "escandaloso" es que la directora de la Oficina Municipal de la Vivienda, Ana Blázquez, "permita esta ilegalidad y encima salga diciendo que está encantada de que los 'okupas' paguen la luz y la comunidad, aunque no el alquiler".

A finales del mes de marzo, se creó en esta comunidad de vecinos la Asociación de damnificados de la calle Toledo, 15, con el objetivo de gestionar las facturas de la comunidad ante el "abandono total" de la empresa adjudicataria, Unifo, SA.

La razón de ser de esta asociación fue que Iberdrola cortó el suministro eléctrico a las viviendas municipales de este inmueble por el impago de algunas facturas por parte de Unifo, ya que los 'okupas' estaban enganchando a sus casas el suministro eléctrico, engordando el gasto de luz.

Según han confirmado a Efe fuentes municipales, algunos de los 'okupas' ahora forman parte de esta asociación y están haciendo frente a las facturas de luz o de agua, aunque no paguen el alquiler.

Este plan municipal de vivienda tiene casi 280 viviendas, de las cuales en el mes de enero estaban ocupadas ilegalmente en torno a 20, sin embargo, según el PP "actualmente apenas quedan 30 familias parleñas viviendo de forma legal y los 'okupas' se han hecho nada menos que con 250 pisos".

"Ya se han ido la inmensa mayoría de los legítimos adjudicatarios y los que resisten están atemorizados y obligados a no dejar la casa vacía en ningún momento, conscientes de que si lo hacen los 'okupas' entran y les dejan en la calle", ha aseverado Joaquín Reyes.

Según han trasmitido a Efe desde el Ayuntamiento esta cifra de ocupación ilegal "es ridícula" y han emplazado a la directora de la Oficina Municipal de la Vivienda, Ana Blázquez, a ofrecer un porcentaje real.

Sin embargo, Blázquez se ha limitado a contestar que no hay una ocupación ilegal del 90 por ciento, como dice el PP, "pero no podremos dar una cifra real hasta que elaboremos un censo comprobando con la Policía Local casa por casa quién reside en los inmuebles".

Desde el Consistorio han explicado que el alcalde parleño, José María Fraile, se reunió la semana pasada con la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, para preparar un dispositivo que cese estas ocupaciones.

El Ayuntamiento de Parla insiste en que no es un inmueble municipal, sino de la empresa adjudicataria Unifo, SA, "que a día de hoy sigue sin responder".

El Consistorio inició en el mes de febrero pasado los trámites judiciales para recuperar la concesión de este inmueble con una querella que fue admitida a trámite.

Desde entonces, el Ayuntamiento necesitaba un permiso para entrar al edificio, elaborar un informe con los incumplimientos concretos de Unifo para demostrar que se había incumplido el pliego de condiciones y recuperar la concesión.

Sin embargo, transcurridos tres meses, en el Ayuntamiento parleño han asegurado que no hay novedades en el procedimiento para cancelar la concesión del derecho de superficie de la empresa y que éste vuelva a ser de propiedad municipal.