329 nuevas viviendas del Plan Joven de la Comunidad

La Comunidad de Madrid ha entregado 329 viviendas protegidas del Plan Joven de alquiler con opción a compra ubicadas en las localidades de Loeches (148 viviendas), Móstoles (95), Navalcarnero (46) y Villaviciosa de Odón (40), unos pisos por los que los jóvenes adjudicatarios pagarán un alquiler mensual medio de 490 euros, plaza de garaje y trastero incluidos.

El Plan Joven plantea la construcción de viviendas en régimen de alquiler con opción a compra destinadas a jóvenes de hasta 35 años con ingresos inferiores a 5,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM). A los siete años, podrán optar por adquirirlos por un precio final de entre 111.300 euros y 174.000 euros, según la superficie, una vez descontado la mitad de lo pagado en arrendamientos durante ese periodo.

Estas promociones cuentan con una superficie útil de entre 40 y 70 metros cuadrados, según sean de un dormitorio (cinco viviendas) o dos dormitorios (las restantes 324 casas). En las cuatro localidades se han reservado viviendas para ciudadanos con movilidad reducida (cinco en Loeches, tres en Móstoles, dos en Villaviciosa de Odón y dos más en Navalcarnero). El precio de los alquileres oscilan entre los 370 y los 609 euros al mes.

La consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño, ha asegurado que este Plan "supone un nuevo ejemplo del esfuerzo y compromiso del Gobierno regional para que los jóvenes madrileños puedan acceder a una vivienda de calidad y a precios asequibles".

Mariño ha resaltado el "compromiso" del Gobierno de Aguirre con los jóvenes madrileños, y ha recordado que la Comunidad "es la región española que más ha impulsado la emancipación de los jóvenes en particular y la vivienda protegida en general". "Desde 2003 se han iniciado en la región más de 130.000 pisos protegidos", ha señalado.

En este sentido, la consejera ha señalado que en la Comunidad la vivienda protegida es, de media, "un 56 por ciento más que la del mercado libre", y ha destacado la labor de los alcaldes y promotores que, pese a la crisis, siguen apostando por el Plan Joven y por la vivienda protegida.

"Las viviendas de estas cuatro promociones de vivienda protegida cuentan con sistemas de energía solar para calentar el agua sanitaria, lo que representa un ahorro en el consumo energético y, por tanto, un ahorro económico", ha indicado Mariño. Este sistema está formado por una superficie captadora de energía solar, un acumulador de agua caliente y los elementos auxiliares para garantizar su funcionamiento.

Además, las cuatro promociones cuentan con zonas comunes --la de Villaviciosa, con piscina, mientras que la de Móstoles dispone de instalaciones deportivas--.

SUELO PARA 90.000 VIVIENDAS DEL PLAN JOVEN

Tras los últimos acuerdos firmados por el Ejecutivo madrileño, "la Comunidad dispone de suelo suficiente para edificar 90.000 pisos de Plan Joven en 82 localidades de toda la región, donde vive el 95 por ciento de los jóvenes susceptibles de beneficiarse de esta iniciativa regional", ha declarado Mariño. La consejera ha señalado que "gracias al modelo del Plan Joven, los adjudicatarios han reducido el esfuerzo para adquirir su vivienda hasta situarlo en el 28 por ciento de sus ingresos, por debajo del nivel que recomiendan las entidades crediticias para conceder préstamos".

El nuevo Plan de Vivienda regional 2009-2012, aprobado el pasado año, da la posibilidad de ejercer antes la opción a compra, lo que supone una fuerte apuesta por esta tipología de vivienda protegida. Así, la nueva normativa recoge que en las promociones que se hayan iniciado a partir de 2009 se podrá ejercer esta opción de compra al quinto, sexto o séptimo año por madrileños de cualquier edad, descontándose del precio final de la vivienda el 50 por ciento de las rentas pagadas.

El régimen de protección de estas viviendas durará 10 años mientras que los pisos protegidos de alquiler y compraventa estarán protegidos durante 15 años. "El Plan fue un modelo pionero en la Comunidad puesto en marcha en 2005 que luego fue adoptado por una decena de comunidades autónomas y por el Ministerio de Vivienda", ha recalcado Mariño.