Una nueva área infantil como premio al reciclaje de vidrio

El Ayuntamiento de Madrid y Ecovidrio pondrán en marcha desde el 1 de diciembre una novedosa campaña con la que el distrito que más vidrio recicle en comparación con su propia marca del año anterior logrará como premio la construcción de un parque infantil en terrenos cedidos por la Junta Municipal, han informado este martes en rueda de prensa la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, y el director de Marketing de Ecovidrio, Borja Martiarena.

El exjugador del Atlético de Madrid Roberto Solozábal y la jugadora del Atlético Femenino Marta Corredera son los embajadores de esta 'Liga de los Recicladores' (www.ligadelosrecicladores.es), con la que los 21 distritos de la capital competirán por ser los que mejoren sus tasas de reciclaje de vidrio en una iniciativa que aúna valores compartidos entre el deporte y el reciclaje como el trabajo en equipo, la superación o la constancia.

Hasta el 28 de febrero, la campaña identificará mes a mes al distrito ganador, que será premiado con un curso de fútbol intensivo dirigido a medio centenar de niños y niñas impartido por Marta Corredera. Será en febrero cuando se conozca al ganador global de la campaña, premiado con un parque infantil de Mr. Iglú que Ecovidrio instalará en un espacio público cedido por la Junta de Distrito.

La última hora de la competición se podrá seguir en www.laligadelosrecicladores.es, donde se podrá consultar el ranking y conocer los distritos ganadores cada mes. El año pasado lo madrileños reciclaron 45.580 toneladas de residuos de envases de vidrio en el contenedor verde, lo que supone una media de 14,40 kilos por habitante. Madrid dispone de 6.122 contenedores, uno por cada 517 habitantes. El distrito más reciclador el año pasado fue Centro, con 5.532 toneladas de residuos de vidrio, esto es, 41,7 kilos por habitante.

La delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha destacado que Madrid "recicla cada vez más". Así, de enero a octubre de este año se han recicalos 39,5 millones de kilos de vidrio, un 8,77 por ciento con respecto a los años anteriores.