Así será la nueva Puerta del Sol de Madrid

Así quedará la Puerta del Sol en 2021 tras su reforma
Así quedará la Puerta del Sol en 2021 tras su reforma

Ya conocemos cómo es el proyecto para remodelar la Puerta del Sol de Madrid, marcada por su total peatonalización y por la reordenación de varios elementos míticos de la plaza.

Madrid recupera un proyecto de 2014 para peatonalizar la Puerta del Sol

Se llevará a cabo con un proyecto de 2014 firmado por José Ignacio Linazasoro y Ricardo Sánchez con el que se busca recuperar el espíritu del proyecto de Lucio del Valle del siglo XIX: reagrupar y despejar el espacio y poner "orden" retirando elementos "antiestéticos". Además, se quiere orillar las estatuas del Oso y el Madroño, la Mariblanca y la estatua ecuestre de Carlos III.

El proyecto que pondrá en marcha el Ayuntamiento de Madrid en la Puerta del Sol se basará en la propuesta ganadora del concurso ‘Piensa Sol’ que el Ayuntamiento y el COAM convocaron en 2014 con el objetivo de avanzar en el diagnóstico de los problemas de este espacio y reflexionar sobre las posibles soluciones.

Dicha propuesta, quedó en el aire entonces por el cambio de gobierno municipal, pero ahora va a ser recuperada y servirá de base para el proyecto definitivo que redactarán los ganadores del concurso de la mano de los servicios técnicos municipales.

Presentación del proyecto para remodelar la Puerta del Sol

Linazasoro y Sánchez han explicado este lunes las líneas básicas de su propuesta, que “busca recuperar el orden y la forma del espacio reagrupando las funciones y ordenando los elementos de la plaza”. Estos son los cambios claves:

  • En el arco norte se situaría una zona estancial formada por bancos de piedra que delimitarían el área comercial respecto al vacío central. “Esto permitiría definir un eje comercial, garantizando así una cierta autonomía de las funciones comerciales respecto al centro de la plaza”.

  • Otros elementos de la plaza ocuparían el centro del espacio, pero en la banda este-oeste. Estos se localizarían en el lugar donde confluyen los ejes de las diferentes calles que desembocan en la plaza. Su diseño definitivo será objeto de una ulterior elaboración trabajando con los servicios técnicos municipales.

  • Los monumentos se situarían en el arco norte y en el eje lineal este-oeste. Las estatuas de la Mariblanca y del Oso y el Madroño estarían en el arco norte delimitando el área de bancos que serviría de basamento a los monumentos. La de Carlos III se dispondría en el eje lineal este-oeste en posición girada, focalizando la portada de la Real Casa de Correos.

  • En ambos extremos del eje lineal este-oeste se localizarían dos pabellones contenedores de los kioscos, ascensores, y salidas del metro. Con ello se pretende acabar con la dispersión y se remataría el eje a la vez que se dejaría libre el resto de la plaza. Estos pabellones contenedores recuperarían la memoria de los antiguamente existentes, que resultaban por su escala mucho más adecuados al espacio que los actuales.

  • Se propone una iluminación homogénea de los edificios que delimitan la plaza y un tratamiento unitario de los bajos comerciales “para devolver a la plaza la integridad que nunca debió perder”.

  • Habrá bancos y terrazas. Se eliminarán bolardos y se reorganizarán elementos como kioskos y bocas de metro.

Todo este proyecto será una realidad en 2021. Se abre ahora un concurso internacional de ideas sobre esta base. Este cambio radical de la Puerta del Sol, donde se producen cada día 6.800 desplazamientos, será uno de los más importantes de los próximos años en la capital.