Wang Jianlin: "Esperamos el permiso escrito para demoler el Edificio España"

El Ayuntamiento, sin embargo, se ciñe a la carta en la que Wanda asume no demoler el edificio

Cifuentes acusa al Ayuntamiento de lastrar el progreso y al PSOE de ser cómplice

madrid

| 23.05.2016 - Actualizado: 14:48 h
REDACCIÓN

El presidente del gigante inmobiliario Wanda, Wang Jianlin, uno de los hombres más ricos de China, rompió su silencio en torno al contencioso por el Edificio España, al asegurar que aún aguarda una confirmación oficial para que su empresa pueda demolerlo y reconstruirlo desde cero.

"El Ayuntamiento vuelve a hablar con nosotros diciendo que sí podemos demolerlo. Estamos esperando un documento escrito en lugar de una promesa verbal", manifestó el magnate chino en una entrevista para el programa Diálogo para el canal económico de la televisión estatal de su país, CCTV, emitida l domingo por la noche.

En la tanda de preguntas y respuestas, Wang aseguró también que, a causa de sus contenciosos con las autoridades españolas, "el mayor proyecto turístico que planeábamos en España lo trasladamos a Francia".

El empresario no dio detalles sobre ese proyecto, aunque podría tratarse de EuropaCity, el parque de atracciones que Wanda va a construir a las afueras de París con una inversión de 3.000 millones de euros, según se anunció a principios de este año.

"Experimenté los efectos negativos del sistema democrático", contó Wang al explicar que las razones de sus problemas con el Edificio España tenían relación con el cambio de Gobierno en la alcaldía de Madrid, ocupada por el PP cuando compró el inmueble pero que después pasó a manos de Ahora Madrid.

El magnate comentó a los telespectadores chinos, aún no muy familiarizados con la polémica del edificio madrileño, que unos 70.000 ciudadanos secundaron una plataforma para protestar por la demolición del edificio, pero aseguró que ese grupo "no representó la mayoría de los cuatro millones de madrileños".

En todo caso, Wang aclaró a CCTV que entendía el valor histórico para Madrid del edificio, "que es como el Gran Palacio del Pueblo de Pekín, un símbolo en el corazón de los madrileños". "Tras la evaluación de expertos españoles se decidió que el edificio no podía aguantar su peso y tenía que ser demolido. No era mi intención, si aún se pudiera utilizar, ¿por qué querría derribarlo?", subrayó el empresario.

EL AYUNTAMIENTO SE CIÑE A LA CARTA EN LA QUE WANDA ASUME NO DEMOLER EL EDIFICIO

El Ayuntamiento de Madrid se ha ceñido este lunes a la carta a través de la que la multinacional china Wanda se comprometió en abril a reformar el edificio España sin desmontar la fachada, después de que su dueño, Wang Jianlin, haya asegurado que aún aguarda una confirmación oficial para demolerlo y reconstruirlo.

En abril, Wanda remitió una carta a la alcaldesa Manuela Carmena en la que el grupo aceptaba el requisito de reformar el histórico edificio España de Madrid sin desmontar la fachada y se comprometía a seguir adelante con el proyecto de rehabilitación del histórico rascacielos.

Por ello, las últimas declaraciones del empresario chocan con la versión ofrecida por el Ayuntamiento de Madrid en pasadas semanas sobre la continuidad del proyecto, que atravesó meses de incertidumbre a raíz de la intención de la empresa de desmontar la fachada, que cuenta con protección de patrimonio.

"El Ayuntamiento vuelve a hablar con nosotros diciendo que sí podemos demolerlo. Estamos esperando un documento escrito en lugar de una promesa verbal", ha manifestado el magnate chino en una entrevista emitida anoche por el canal económico de la televisión estatal de su país, CCTV.

Fuentes del departamento de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid han indicado a Efe que el Ayuntamiento sigue trabajando en el marco técnico de la reforma. Las fuentes se reafirman en el contenido de la citada respuesta de Wanda a una carta enviada por el Ayuntamiento y entienden que esa postura es la que se mantiene.

El área de urbanismo precisa que si se encontrara "algún elemento" que por cuestiones de conservación hubiera que evaluar, se le aplicaría siempre el artículo de la normativa que lo permitiera dentro del marco de la ley.

CIFUENTES ACUSA AL AYUNTAMIENTO DE LASTRAR EL PROGRESO Y AL PSOE DE SER CÓMPLICE

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha acusado al equipo de gobierno de Manuela Carmena de ser "un lastre" para el progreso económico de la capital y de la región al paralizar proyectos de inversión extranjeros, y ha recriminado al PSOE que sea "cómplice" de esa actitud.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Cifuentes se ha referido a las palabras del empresario chino Wang Jianlin, dueño de la multinacional Wanda, quien ha asegurado que aún espera una confirmación oficial del Ayuntamiento para iniciar la demolición y la posterior reconstrucción del Edificio España.

"Lo que estamos viendo desde hace prácticamente un año, desde que el Gobierno de Ahora Madrid empezó a gobernar en la capital con el apoyo y la complicidad del PSOE, es una paralización absoluta de todos los proyectos: Plaza de España, Operación Campamento o Castellana Norte", se ha quejado la presidenta.

Cifuentes ha señalado que mientras su Gobierno intenta "mantener de alguna forma vivo ese motor económico", el equipo de Carmena "con la complicidad del PSOE" lo que está haciendo es paralizar proyectos de inversión e impedir que se creen infraestructuras y puestos de trabajo.

AGUIRRE DICE QUE LA QUEJA DE WANDA OBEDECE AL "EFECTO CARMENA", QUE "PARALIZA

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha dicho que la queja de la multinacional inmobiliaria china Wanda de que aún espera el permiso escrito para acometer las obras en el Edificio España obedece al "efecto Carmena", que consiste -ha dicho- en "paralizarlo todo".

Según Aguirre, Carmena y el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, "se asustaron" cuando Wanda anunció que dejaría sus proyectos en Madrid y se iría a un lugar donde tuviese garantizada una mejor seguridad jurídica.

La portavoz del PP ha añadido que la alcaldesa anunció que "todo iba bien" con respecto al proyecto de Wanda, que se compromete a rehabilitar el edificio y dejar todos sus elementos tal como están, "piedra sobre piedra", pero ha añadido que el Ayuntamiento "no le ha dado nada por escrito" al promotor inmobiliario chino.