Egoísmo Positivo en la carrera de los Bomberos de Madrid

Unos 5.000 corredores toman el Centro de Madrid en homenaje a los bomberos caídos en acto de servicio

madrid

| 05.03.2017 - 09:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Unos 5.000 corredores han tomado este domingo a partir de las 9.30 horas el centro de Madrid con motivo de la VI Carrera Iberdrola Bomberos de Madrid, evento que rinde homenaje a todos los bomberos caídos en acto de servicio. Entre ellas, un centenar empujaban las sillas de ruedas de las personas con discapacidad para hacerlas partícipes de lo que se siente en una carrera popular.

Son miembros de "Egoísmo Positivo" (@EgoismoPositivo), un colectivo que fomenta la participación de las personas con discapacidad del "running" y los valores deportivos. Una labor de inclusión e integración en el deporte popular.

El recorrido ha ocupado la calle Gran Vía hasta enlazar con Alcalá y llegar a la Plaza de Cibeles. Desde allí se ha unido al Paseo de Recoletos al Paseo de la Castellana, con giro en la Plaza de Cuzco y meta en el Paseo de Recoletos, muy cerca de la Plaza Cibeles.

La organización de la carrera corre a cargo del Club Deportivo Bomberos de Madrid junto con el Area de Eventos de Motorpress Ibérica, una unión que ha llevado a un crecimiento exponencial de la prueba hasta llegar a los 5.000 atletas, cifra muy superior a la alcanzada en 2016, cuando fueron 3.600 los inscritos.

Además, en esta edición la participación femenina ha aumentado de forma importante, llegando a alcanzar casi el 40 por ciento de los inscritos, cifra que duplica la de hace dos años. La prueba cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, y con la presencia del concejal Javier Barbero, y el patrocinio principal de Iberdrola.

Además este año, y como novedad, con la inscripción se puede colaborar con donaciones al Albergue San Juan de Dios, a través de su centro de Atención Social a personas sin hogar y en situación de exclusión social, entidad colaboradora desde hace muchos años con los Bomberos de Madrid, a través de distintas actividades en el Hospital San Rafael.