Violencia extrema de la ultraizquierda contra la Policía tras la marcha de la Dignidad

Los 24 detenidos en la marcha siguen en comisaría para prestar declaración

madrid

| 23.03.2014 - 13:07 h
REDACCIÓN

Las 24 personas que fueron detenidas ayer en los incidentes registrados al término de las "Marchas 22M de la Dignidad" permanecen en la Brigada Provincial de Información situada en el distrito de Moratalaz (Madrid), donde prestarán declaración durante el día de hoy.

Según han informado a EFE desde la Jefatura Superior de Policía de Madrid, hasta mañana no está previsto que los detenidos -tres de ellos menores de edad- pasen a disposición judicial.

Las detenciones se produjeron ayer tras la manifestación de la coordinadora 22M a la que asistieron decenas de miles de personas.

Los disturbios comenzaron cuando varios participantes arrojaron botellas, piedras y petardos a la policía, que intentaba entrar con furgones en la plaza de Colón después de cerrar la calle Génova con vallas para proteger la sede del PP.

Tras esta intervención, algunos de los participantes en la manifestación montaron barricadas en los laterales del Paseo de Recoletos con contenedores de basura al mismo tiempo que en el centro de la calzada un grupo de personas volvieron a arrojar piedras, adoquines y botellas a la policía para hacerles retroceder.

Algunos de los implicados en los altercados destrozaron las lunas de varias marquesinas, maceteros y adoquines de la calzada así como contenedores y papeleras que fueron quemados a lo largo del Paseo de Recoletos. También resultó afectada una sucursal bancaria.

Como consecuencia de los enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, el Samur-Protección Civil tuvo que atender a 101 personas que resultaron heridas con carácter "leve o muy leve", de los que 67 eran agentes: 47 policías nacionales y el resto municipales, según informó el Samur.

Nueve policías nacionales, dos municipales y 34 manifestantes fueron trasladados a centros hospitalarios por este servicio.

La Delegación de Gobierno cifra en 50 el número de agentes de la Policía Nacional que resultaron heridos.

La delegada en Madrid, Cristina Cifuentes, explicó que la Policía tuvo que defenderse de los ataques de algunos de los manifestantes. Un policía resultó herido más grave que el resto, porque recibió patadas en la cabeza hasta quitarle el casco, y fue trasladado al Hospital Gregorio Marañón tras perder el conocimiento, según informó la delegada.

Debido a estos altercados, la Asociación de Policía Municipal Unificada (APMU) ha asegurado hoy que se personará como acusación popular en el procedimiento contra todos los detenidos que ocasionaron lesiones y daños materiales.

Esta organización ha pedido también un informe jurídico que estudie la posibilidad de presentar una querella criminal contra los organizadores de las manifestaciones "por no mantener la seguridad" y ocasionar "lesiones y daños materiales" a la Policía Municipal de Madrid, según ha informado APMU a través de un comunicado.

Esta mañana los destrozos eran aún visibles en el entornod e la Plaza Colón.