Violencia en el fútbol y reforma de la Constitución protagonizan los corrillos

Gómez aboga por reformar la Constitución "de acuerdo a los nuevos tiempos"

Botella rechaza reformar Constitución en un momento de "ataque" secesionista

UPYD reclama hacer un "recauchutado" y un "tuneado" de la Constitución

madrid

| 05.12.2014 - 15:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Casi 1.000 invitados han asistido a la tradicional recepción posterior al acto de homenaje a la Constitución Española, que mañana cumple 36 años. Ha sido en la Real Casa de Correos en la Puerta del Sol y allí no han faltado los tradicionales corrillos entre invitados y autoridades en los que han predominado dos temas: la violencia en el fútbol y la reforma de la Constitución.

Entre los expresidentes madrileños, ha faltado Esperanza Aguirre. También los representantes de IU. Eso sí estaban el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, el Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, el presidente Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Vieira, el Fiscal Superior de la Comunidad de Madrid, Manuel Moix, o el arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, entre otros.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha abogado por reformar la Constitución "de acuerdo a los nuevos tiempos" porque considera que "ha llegado el momento de dar un nuevo impulso democrático a España, a las instituciones y al país". "Una Constitución de acuerdo a los nuevos tiempos", ha dicho.

Por el contrario, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha rechazado su reforma, entre otros asuntos porque considera que no es el momento. "En el momento que hay precisamente un ataque de los que quieren la secesión del resto de España, no creo que sea en ningún caso el momento para reformar la Constitución·", ha apuntado.

A mitad de camino, el portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, reclamaba un "recauchutado" y un "tuneado" de la Constitución porque es "una señora estupenda que se ha puesto un poco vieja". "Por lo menos el título referente al Estado autonómico y muchas otras cosas más", sostenía.

Claro que no todos son de su misma idea. El presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM), David Pérez, ha pedido hoy "respeto" para la Constitución porque la Carta Magna, ha dicho, "sigue viva".

El presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández, cree que los españoles no verían mal que los dos grandes partidos, PP y PSOE, se pusiera de acuerdo para aprobar alguna modificación de la Constitución si con eso se va a preservar la unidad del país.

Los representantes sindicales de UGT, CCOO y USO de la Comunidad de Madrid han pedido que se cumplan los derechos a la vivienda y al trabajo que proclama la Constitución antes de emprender cualquier posible reforma. El secretario general de UGT-Madrid, Carmelo Ruiz de la Hermosa estima que "hay una parte importante de la Constitución que hay que cumplir, que están sin cumplir desde 1978", en referencia al derecho a la vivienda y el trabajo.

El secretario de Política Institucional de CCOO de Madrid, Manuel Rodríguez, ha abogado por la eliminación del artículo 135 y ha dicho que, aunque la Constitución ha jugado un papel "fundamental" en la transición hacia la democracia, "hay que revisarla".

Hay que someter al pueblo español a una nueva reflexión sobre que modelo de Estado queremos en general, incluida la Jefatura", ha apuntado, al tiempo que ha dicho que "hay algunos elementos relacionados con el empleo y la vivienda que lo que hay que hacer es que se cumpla lo que ya dice la Constitución".

Por su parte, el secretario general de USO, Javier Blanco, considera que en estos momentos la necesidad "no es tanto reformar lo que está hoy en el candelero, sino aplicar lo que no se está aplicando", como el derecho a la vivienda y al trabajo "para todos". "Lo que se está debatiendo es una majadería", ha comentado.

Claro que otros, tienen otra preocupaciones. El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, reconocía que su club "está dando todos los pasos que tiene que dar y que puede dar" para acabar con los hinchas radicales del Frente Atlético, tras la reyerta ocurrida el pasado domingo, en la que murió un aficionado del Deportivo de la Coruña. E

l presidente del club rojiblanco ha reconocido que no conoce "absolutamente nada" de la investigación, ya que está en los juzgados y en la Policía. "Si no tenemos la colaboración de la Policía nosotros no podemos hacer nada y es la Policía la que tiene que identificar y decir quienes son estos elementos para poder hacerlos", ha concluido.

De las medidas anunciadas por la Comisión Antiviolencia en el fútbol "siempre son buenas, importantes, y lo que tenemos que hacer es que sean efectivas y que se cumplen".