Vieira: hay que buscar mecanismos para que se cumplan las resoluciones en los desahucios

madrid

| 07.07.2011 - 14:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Francisco Javier Vieira, ha advertido hoy que las resoluciones judiciales firmes sobre desahucios tienen que ejecutarse, aunque ha reconocido que se trata de un problema social que preocupa a este órgano judicial. Durante la presentación de la Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 2010, Vieira ha destacado que la imagen sobre los desahucios que se ve últimamente en los medios de comunicación le "preocupa" personalmente así como al Tribunal que preside, por lo que considera que deberían buscarse "mecanismos" para evitar que no se cumplan las resoluciones.

"Se pueden buscar mecanismos para que se reduzcan las injusticias, pero lo que nunca se puede hacer es que cuando hay una resolución judicial firme, meditada y motivada" no se ejecute, ha añadido.

El magistrado ha destacado que durante el pasado año el número total de asuntos ingresados ascendió a 1.537.520, lo que supone una bajada del 1,59 por ciento respecto a 2009, y que el número de asuntos resueltos -1.509.100- implica un incremento del 0,93 por ciento.

Respecto al número de asuntos pendientes al finalizar 2010, Vieira ha indicado que fue de 488.600, con un incremento del 4,39 por ciento en relación con 2009, aunque la subida ha sido menor a la de 2008, cuando fue de un 12,36 por ciento.

Vieira ha calificado de "excesiva" y "desproporcionada" la carga de trabajo a la que se enfrentan los juzgados y tribunales de la Comunidad, y ha reconocido que no han sido capaces de hacer frente al "atasco" judicial existente. "Resulta imprescindible combatir la litigiosidad", ha resaltado el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ha abogado por una reforma del sistema de asistencia gratuita que incluya el perfeccionamiento del sistema de nombramiento de los abogados de oficio y un control administrativo.

Vieira ha comentado que el incremento en el control de la justicia gratuita están de acuerdo con la Consejería de Justicia y con el Colegio de Abogados madrileño.

Otro de los temas que preocupan al Tribunal Superior de Justicia de Madrid es la formación de los funcionarios interinos, que deberían recibir una formación previa antes de integrarse en un órgano judicial. "No es el mejor sistema" el que sea el propio funcionario quien forme al interino como hasta ahora, ya que ello lleva un retraimiento de tiempo y esfuerzo del titular, ha dicho Vieira, que también ha defendido que los interinos que no tengan las condiciones para ejercer su función sean excluidos de forma rápida.

En la Memoria Judicial de 2010 también se recoge que la Sala de lo Civil y de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia aumentó el número de asuntos ingresados en un 42,17 por ciento y un 63,01 por ciento el de asuntos resueltos, quedando a final de año 27 asuntos en trámite incluyendo el caso Gürtel, con 86 imputados y siete acusaciones.

En la Audiencia Provincial ha habido un fuerte aumento -33 por ciento- del número de asuntos ingresados en la sección mercantil como consecuencia de la crisis económica que estamos padeciendo, según Vieira.

Además, el porcentaje de asuntos ingresados en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer (17,45 por ciento) ha aumentado, mientras que se ha producido una drástica bajada generalizada (89,35 por ciento) de los asuntos ingresados en los Juzgados de Menores.