Victoria: "Los comercios de Sol están desesperados"

Las manifestaciones estan perjudicando el empleo, la economía y el turismo, dice Victoria

Cifuentes asegura que la ley le impide prohibir las manifestaciones en Sol

Aguirre dice que no se puede convertir la Puerta del Sol en un manifestódromo

Gordo dice que Sol "es de los madrileños" y Quintana dice que el Gobierno crea "una cortina de humo"

madrid

| 18.02.2014 - Actualizado: 18:13 h
REDACCIÓN

El consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, ha dicho que los comerciantes de Sol y aledaños están "desesperados" por la cantidad de manifestaciones que hay en ese lugar y que las Administraciones no pueden "mirar para otro lado" ni escudarse en la falta de competencias para remediarlo.

Victoria ha hecho estas declaraciones tras reunirse con representantes de la Asociación de Comerciantes de las calles Preciados y Carmen (Apreca), que le han expuesto los perjuicios económicos que les causan las aproximadamente tres manifestaciones diarias que, según Comunidad, se celebran en la Puerta del Sol y las calles aledañas.

"El día que hay manifestación no entra gente a los comercios. No vendemos nada", ha comentado Paloma De Marco, presidenta de Apreca, que ha confesado que los comerciantes y hosteleros de la Puerta del Sol están "cansados" de que este lugar parezca más "un manifestódromo que una plaza" emblemática de Madrid y que eso "no les gusta nada".

La reunión de hoy, según ha explicado el consejero, ha sido "una primera toma de contacto" de la Comunidad de Madrid con los empresarios de la Puerta del Sol y alrededores a la que seguirán otras reuniones en las que estos comerciantes tienen previsto tener cuantificadas las perdidas económicas que les acarrean la profusión de manifestaciones, dato que todavía desconocen.

Mientras tanto, el consejero de Presidencia ha vuelto a exigir al Ministerio del Interior y a la Delegación del Gobierno de Madrid que "tomen las medidas necesarias" y que "no den las espalda ni se amparen en la falta de competencias" porque, ha recalcado,la Puerta del Sol es "una zona muy pequeña, el 0,01% del término municipal de Madrid, que soporta el 90 por ciento de las manifestaciones" y la ciudad "es muy grande".

El Gobierno de la Comunidad de Madrid anunció el pasado día 13 que ha pedido al Ministerio del Interior y a la Delegación del Gobierno en Madrid que "tome cartas" ante el cúmulo de concentraciones y manifestaciones que se celebran en la Puerta del Sol, unas tres al día según sus cifras, y que causan "graves perjuicios" a comerciantes y turistas.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Madrid (CEIM), Arturo Fernández, ha afirmado este martes que han pedido a la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, que las manifestaciones no se concentren en Sol porque "muchos comerciantes tienen problemas".

"Hemos pedido que no se concentren todas las manifestaciones en la Puerta del Sol", ha asegurado Fernández en un desayuno informativo preguntado por la propuesta de la Comunidad de Madrid de no concentrar todas las protestas en el kilómetro cero de la capital.

Fernández ha dicho que han comentado a la delegada que "se intenten difuminar en Madrid y no sean solamente en el mismo sitio" y ha sostenido que Sol es un lugar por donde transitan miles de personas y "muchos comerciantes tienen problemas".

CIFUENTES: CON LA LEY ACTUAL ES PRÁCTICAMENTE IMPOSIBLE QUE LA DELEGACIÓN DETERMINE EL LUGAR DE LAS MANIFESTACIONES

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha dicho que entiende "la desesperación" de los comerciantes de la Puerta del sol por el "elevado número" de manifestaciones que soportan pero ha asegurado que la ley le impide decidir dónde se celebran estos actos.

En declaraciones a los medios de comunicación en un desayuno informativo del presidente de la CEIM, Arturo Fernández, la delegada ha recordado que el derecho de manifestación "no está sometido a autorización previa" y por eso "ni la Delegación del Gobierno ni el Ministerio del Interior deciden dónde se llevan a cabo. Esto lo tienen que decidir los organizadores", ha subrayado.

Cristina Cifuentes ha insistido en que "con la legislación actual es prácticamente imposible" que su departamento intervenga a la hora de elegir un lugar para celebrar manifestaciones.

Ha reconocido que Madrid en general "soporta un número muy elevado" de protestas ciudadanas en la calle y que una "buena parte" de ellas tienen lugar en la zona centro, "no solo en la Puerta del Sol sino también en otras partes".

Ha recordado que al inicio de la legislatura ya planteó la conveniencia de reducir este tipo de concentraciones y ha pedido a los convocantes que hagan un "ejercicio de reflexión" a la hora de elegir el emplazamiento de sus protestas.

En este sentido ha destacado que el centro está "muy castigado" por las manifestaciones y que los comerciantes están "desesperados" por soportar un número tan elevado de lo que, en todo caso, ha recordado, es "un derecho constitucional protegido".

Cifuentes no ha querido entrar en una guerra de cifras con la Consejería de Presidencia de la Comunidad acerca del número de manifestaciones que se celebraron en la Puerta del Sol en los años 2012 y 2013.

Sin embargo, ha señalado que en ambos años las cifras han sido "muy parecidas, en torno a las 390 o 390 y tantas", lo que supone que aproximadamente se celebraron en Sol "1,07 al día", un número a su juicio "muy elevado" pero inferior a las tres concentraciones diarias que según Salvador Victoria se habrían producido en esa plaza en ese periodo.

AGUIRRE: LA PUERTA DEL SOL NO PUEDE CONVERTIRSE EN UN "MANIFESTÓDROMO"

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha considerado una "excelente iniciativa" la decisión del Gobierno madrileño de pedir a la Delegación del Gobierno y al Ministerio del Interior que adopte medidas para evitar que la Puerta del Sol o cualquier otro lugar se convierta en un "manifestódromo".

Así lo ha asegurado en rueda de prensa al término del Comité de Dirección del PP de Madrid, al ser preguntada por la decisión del Ejecutivo regional de pedir al Gobierno que actúe ante el cúmulo de manifestaciones que se celebran en la Puerta del Sol.

"Me parece una excelente iniciativa", ha señalado Aguirre, antes recordar el perjuicio que supone para los comerciantes que ven como, a pesar de pagar un dinero importante, disminuyen sus ventas "enormemente" porque los clientes no pueden llegar a sus negocios por las protestas.

Al respecto, la expresidenta madrileña ha indicado que no puede ser que una determinada plaza sea elegida para "trescientas y pico" manifestaciones en un año. "A mí me parece que no es posible convertir la Puerta del Sol, ni ningún otro sitio de Madrid en un manifestódromo", ha apostillado.

Esperanza Aguirre ha recalcado que es partidaria del derecho de manifestación, aunque no de se puedan concentrar siempre en el mismo sitio. Por ello, ha vuelto a defender la necesidad de desarrollar una ley que regule el derecho de huelga.

GREGORIO GORDO: SOL ES DE LOS MADRILEÑOS

Por el contrario, el portavoz parlamentario de IU-LV en la Asamblea de Madrid, Gregorio Gordo, ha manifestado que la Puerta del Sol "es de los madrileños, no es de Vodafone ni del PP" y ha calificado al consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria, de "perro de presa de personas o colectivos que no comparten sus ideas". Así se ha manifestado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces.

Por su parte, el portavoz adjunto del Grupo Socialista, José Quintana, ha acusado al Gobierno de "hacer cortinas de humo para esconderse de la realidad" y porque los resultados de su gestión son tan "aplastantes en negativo" que "todas las semanas tienen que inventarse alguna cortina de humo". "No le preocupa el comercia minorista sino ver si quita un derecho constitucional", ha agregado Quintana al respecto, para agregar que el Gobierno regional es "como una persona que se está ahogado y empieza a dar manotazos a la desesperada".

El portavoz de UPyD, Luis de Velasco, ha advertido que "restringir o regular" un derecho reconocido por la Constitución es un tema "muy delicado" y ha apuntado que "achacar la situación depresiva de la economía y el comercio a las manifestaciones" le parece "exagerado".

El portavoz del Grupo Popular, Iñigo Henríquez de Luna, ha acusado a Gordo de poner en marcha una nueva estrategia de "insulto, descalificación y falta de respeto" por utilizar la expresión "perro de presa". Asimismo, ha apostado por "intentar combinar el derecho de manifestación constitucional con el que tienen los vecinos y comerciantes para ejercer sus propios derechos".