Victoria asegura que nunca vio signos de "ilegalidad" en ICM

madrid

| 18.12.2015 - 15:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El exconsejero de Presidencia y Justicia Salvador Victoria, imputado en el caso Púnica, ha asegurado hoy que nunca vio signos de "ilegalidad" en la Agencia de Informática y Comunicaciones de la Comunidad de Madrid (ICM) ya que, de lo contrario, "lo habría denunciado".

Así lo ha señalado en una nueva sesión de la comisión de investigación sobre corrupción en la Asamblea de Madrid, donde ha comparecido para analizar las contrataciones y los nombramientos de la agencia informática autonómica, vinculada al caso Púnica.

"Nunca he sido testigo de signos de apariencia de ilegalidad porque soy el primero que lo habría denunciado", ha afirmado.

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco cree que Victoria dio trato de favor al considerado 'conseguidor' de la trama Púnica, Alejandro de Pedro, con contratos de reputación online e influencia en redes sociales favorables a políticos que podrían haber sido abonados con dinero público.

A lo largo de la comparecencia de hoy, el exconsejero se ha remitido en múltiples ocasiones a sus declaraciones judiciales, en las que sostuvo que no tenía nada que ver con el caso Púnica y que no conocía a De Pedro antes de que éste fuese a ofrecerle sus servicios.

"Todas las explicaciones sobre hechos, conjeturas, las he dado de manera suficiente en sede judicial, con todas las garantías procesales, y es lógico que me remita a ese sumario", ha señalado.

Victoria ha explicado que nunca dio instrucciones a ICM para ordenar contratos, donde asegura que no vio informes de reputación online, y ha dicho que él mismo se ha encargado de gestionar sus redes sociales.

"Las redes sociales las he gestionado yo personalmente y eso me ha llevado incluso a alguna metedura de pata durante el ejercicio de mi cargo en cuanto a algunos tuits y algunas informaciones", ha declarado.

Cuando el portavoz del PP en la comisión, Alfonso Serrano, le ha preguntado si ha firmado algún contrato con las empresas de De Pedro Madiba y Eico, se ha remitido nuevamente a sus declaraciones judiciales.

Victoria ha comentado que como consejero ha "cumplido" con sus competencias "con la mayor lealtad y la mayor dedicación a los ciudadanos" y ha dicho que dimitió de todos sus cargos políticos tras su imputación para "facilitar" el acuerdo de investidura de Cristina Cifuentes.

Su comparecencia ha transcurrido en un ambiente muy tenso, donde el tono bronco ha sido la tónica general, especialmente en el turno de intervención de los diputados de Ciudadanos y de Podemos, con continuas interrupciones.

Al portavoz de Ciudadanos en la comisión, César Zafra, le ha pedido que no entren en el juego de ensuciarse en el "fango político" y le ha recordado el caso de su compañero de partido Daniel Álvarez Cabo, que supuestamente dio un trato de favor a una farmacéutica cuando era director médico del hospital Ramón y Cajal.

La tensión ha ido a más con la portavoz de Podemos, María Espinosa, que ha comentado que el PP dejó "caer" a Victoria tras su imputación como si fuera una "manzana podrida".

"Ya no manda, éste no es su cortijo", le ha espetado al exconsejero, al que le ha dicho que sigue apareciendo en la web del PP como presidente del comité electoral porque "como no pagan a De Ppedro, la página no está actualizada".

"Ahora manda usted", le ha respondido con ironía Victoria, que ha añadido con sorna que no sabe si Espinosa "está en la página web de IU o de Podemos", en referencia al pasado político de la diputada.

El exconsejero se ha quejado por considerar que se ha vulnerado su derecho al honor después de que Espinosa se interesara por saber si entre sus funciones estaba la de "ser intermediario de los pagos que realizaba con dinero público a través de la empresa Indra a De Pedro para realizar servicios para el PP".

"Me parece injuriosa y calumniosa su declaración", ha manifestado.

El silencio ha sido absoluto por parte de Victoria cuando la portavoz del PSOE, Encarnación Moya, le ha cuestionado si considera que todo ha sido una "conjura" en su contra o si conoció a De Pedro después de que éste colaborara con la campaña electoral del PP en 2011, entre otros temas.

En su comparecencia, también le han preguntado por José Martínez Nicolás, imputado en la Púnica por haber pagado 10.000 euros a De Pedro tras haber recibido supuestamente una orden por parte de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Sobre la relación que mantenía con él, Victoria se ha limitado a comentar que Martínez Nicolás ejerció como consejero delegado de ICM y él como presidente del consejo de administración de la agencia de informática, aunque ha señalado que sólo asistió a dos reuniones de la misma en el tiempo que ostentó el cargo (de 2012 a 2015).