Veintinueve detenidos en una operación contra los 'taxis de la droga' en Madrid

Según informa la Dirección General de la Policía en el operativo se han intervenido cerca de cien vehículos

madrid

| 27.01.2017 - 09:04 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado una red de 'cundas' o 'taxis de la droga' que abastecen de consumidores la Cañada Real Galiana, desarticulando dos organizaciones criminales dedicadas a la venta del estupefacientes en seis parcelas totalmente 'bunkerizadas', que han sido derruidas tras la operación policial.

Los agentes han detenido a un total de 29 personas, cuatro de ellos 'cunderos', y han intervenido 97 'taxis de la droga', además de siete armas de fuego, 356 cartuchos, unos 50.000 euros en efectivo y diversa cantidad de droga como resultado de los 19 registros realizados durante la operación.

La mayoría de los arrestados son ciudadanos españoles de etnia gitana, algunos de ellos anteriormente detenidos, o familiares suyo, en la desarticulación en 2015 del clan de los Bigotes. Entonces, una parte se inculpó y otro quedó en libertad, que es la que retomó el 'negocio familiar'.

En los últimos años han sido muchas los dispositivos y operación policiales contra las tramas y clanes de venta y transporte de droga en la antigua vía pecuaria. Este trabajo ha dado sus frutos, ya que, según datos de la Jefatura Superior, se ha pasado de una entrada a la Cañada de 568 personas a la hora en 2013 a 237 a 31 de diciembre de 2016.

LA INVESTIGACION

La investigación de esta operación comenzó en el mes de julio del pasado año tras las denuncias de varios colectivos vecinales que manifestaban el incremento de vehículos dedicados al transporte de consumidores hasta la Cañada, ha destacado la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, que ha informado de la operación a los medios junto al jefe superior de la Policía de Madrid, Alfonso José Fernández Díez; el comandante jefe de la Brigada Central de Estupefacientes, Ricardo Toro; y el comisario de Vallecas, Tomás González.

Estos vehículos operaban frecuentemente en las madrileñas zonas de Glorieta de Embajadores y estación Sierra de Guadalupe (Vallecas) y ocasionaban graves problemas de convivencia al frecuentar las calles aledañas a sus viviendas.

Tras varias gestiones se constataron las denuncias interpuestas y los agentes comprobaron que el destino de las 'cundas' eran varias parcelas de la Cañada Real, donde se recepcionaba y vendía el estupefaciente a los clientes de los 'taxis de la droga', por lo que los agentes iniciaron las pesquisas para identificar a las personas que dirigían los puntos de venta.

Los responsables policiales han destacados que la característica 'sui géneris' de esta operación es de enfoque, ya que se les ha imputado organización criminal, ya que han descubierto que los miembros del grupo tenía diferentes puestos y papeles que realizar (distribución, transporte, seguridad, droga). En otras ocasiones, se habían tratado policialmente como puestos individuales de droga.

PARCELAS 'BUNKERIZADAS' DONDE DISTRIBUIR LA DROGA

Tras centrar las seis parcelas donde se distribuía el estupefaciente, todas ellas en la antigua vía pecuaria, los policías establecieron un dispositivo. Las parcelas eran viviendas 'bunkerizadas' para eludir la acción policial y contaban con un recinto donde se distribuía el estupefaciente a través de un ventanuco que daba a una estancia donde los toxicómanos esperaban su turno para adquirir la droga. Las seis parcelas fueron derruidas tras los registros.

En total, los policías realizaron 19 registros en inmuebles (6 en la Cañada, 6 en Morata de Tajuña, 3 en Chinchón, 2 en el madrileño distritod e Villa de Vallecas y 2 en el de Caranbanchel) donde se intervinieron un total de siete pistolas, 356 cartuchos, unos 50.000 euros en efectivo, 302 gramos de cocaína, 60 gramos de heroína, 780 gramos de hachís y una plantación de marihuana con 229 plantas.

También han bloqueado cuentas en ocho entidades bancarias y han requisado 97 vehículos dedicados al traslado de consumidores a los puntos de venta desmantelados. Asimismo, los policías han realizado una investigación patrimonial consistente en la localización de patrimonio y de los bienes acumulados por los detenidos pudiendo constatar la existencia de un enriquecimiento ilícito.

La investigación, coordinada por la Fiscalía Provincial de Madrid, ha permitido la imputación del delito de blanqueo de capitales procedentes de tráfico de drogas, el embargo preventivo de varios inmuebles tasados en más de dos millones de euros y el bloqueo de activos financieros de elevada cuantía en ocho entidades de crédito.

El dispositivo ha sido llevado a cabo por agentes de la UDYCO Y UDEF de la Comisaría General de Policía Judicial y agentes de la Unidad Zonal de Policía Judicial y de la comisaría de Villa de Vallecas de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El dispositivo policial contó con la colaboración de la UIP, la unidad de Guías Caninos, el servicio de Medios Aéreos y el Grupo Operativo de Intervenciones Técnicas (GOIT).