Vanessa Veiga y Francis Kiprop conquistan el Maratón

El keniano establece un nuevo récord

El maratón de la solidaridad envía un abrazo a Boston y un guiño al COI

Más de 26.000 corredores han corrido por el centro de la capital

Vanessa Veiga gana en mujeres: "No era favorita, pero sabía que iba a estar en los puestos de cabeza"

madrid

| 28.04.2013 - 11:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La atleta gallega Vanessa Veiga y el keniata Francis Kiprop, éste con récord de la prueba incluido, se han proclamado campeones en el Maratón de Madrid este domingo, al completar con distintos finales el recorrido de 42.195 metros que unió la Plaza de Colón con el parque del Retiro, en una jornada que contó con la participación de 26.000 corredores.

Los millares de personas que aguardaban el pistoletazo inicial del Rock and Roll Madrid Maratón para cruzar las calles de Príncipe de Vergara, Moncloa o el Paseo de la Castellana, guardaron un respetuoso minuto de silencio en recuerdo a las víctimas del atentado de Boston. También portaron, junto al dorsal, un lazo negro.

Se unió al homenaje el guiño realizado a la candidatura olímpica de Madrid como sede para los Juegos Olímpicos de 2020.

VEIGA ACABA LA SEQUÍA ESPAÑOLA

Sucedidos los actos previos, Vanessa Veiga (2:10.54) salió decidida a acabar con la sequía española en la prueba madrileña. Finalmente conseguiría romper esos quince años de dominio extranjero con un extraordinario final.

Se apoyó en dos liebre conocidas, como Fernando y Julio Rey, su esposo y su cuñado. Así llegó al final, donde exhibió su capacidad como 'sprinter'. Rebasó en los últimos 50 metros a la etíope Girma Tadesse (2:10.53), ganadora en las ediciones de 2010 y 2011.

DOMINIO AFRICANO EN HOMBRES

En la categoría masculina no hubo respuesta posible al dominio africano. El vertiginoso ritmo impuesto desde el principio evidenció sus posibilidades al paso por el medio maratón (1:04.20).

Entonces se vio cómo el registro de récord que marcó Moses Arusei en 2011 (2:10.54) estaba en peligro. El keniata Francis Kiprop decidió además marcharse en solitario para cerrar su prueba con un excelente 2:10.37. El mejor español fue Rafael Iglesias (2:16.11), en octava posición, dejando atrás dos años de lesiones con osteopatía de pubis.

Por su parte, el atleta vallecano Arturo Casado (30:22) se ha llevado la prueba de diez kilómetros para seguir con su recuperación. El segundo puesto fue para Jesús España (31:05), que no se encontraba en su mejor forma.

Ambos queman así etapas en su puesta a punto para el Mundial de Moscú 2013. La ganadora en la homóloga prueba femenina fue Marta Silvestre (35:03). Mientras, el 'récordman' nacional de los 3.000 obstáculos, Luis Miguel Martín Berlanas (1:09.13), se impuso en el medio maratón.

MUCHA SEGURIDAD

Hasta 400 policías nacionales, 390 municipales, 60 agentes de movilidad y 250 miembros del Samur han trabajado durante la prueba, un dispositivo incrementado con respecto a pasadas ediciones.

No obstante, todos los responsables y atletas han realizado un llamamiento a la normalidad.

"Los terroristas han dado con gente muy valiente, los corredores de maratón, que no les van a consentir que siembren el terror", ha resumido este sentir generalizado, en declaraciones a Efe, Vanessa Veiga, primera atleta española que gana el maratón de Madrid en 15 años.

Por su parte, los guiños al Comité Olímpico Internacional, que decidirá el 27 de septiembre en Buenos Aires qué ciudad albergará finalmente los Juegos de 2020, comenzaron también antes de la salida, cuando un miembro de la Brigada Paracaidista madrileña descendió sobre la plaza de Colón portando la bandera de la candidatura olímpica.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha destacado que Madrid 2020 es la candidatura olímpica con un mayor número de participantes en su maratón -26.000-, un dato que ha considerado una prueba de que la ciudad "está con el deporte".

Botella ha considerado igualmente la carrera como un "apoyo" a la "normalidad" y a los ciudadanos de Boston, que "sufrieron mucho con su maratón", al igual que el "rechazo sin duda a que unos terroristas puedan impedir la normalidad".

Por su parte, el padre Ángel, presidente y fundador de la entidad benéfica Mensajeros de la Paz, que ha recogido alimentos donados en la carrera, ha abogado por "mostrar a la sociedad que no es verdad que España es Sodoma y Gomorra" y hoy "aprovechar para decir que hay otros desfavorecidos a los que hay que ayudar".

El fundador de Mensajeros de la Paz ha considerado que lo más positivo de la prueba es la "alegría" y ha agregado que la sociedad no tiene "miedo a nada", y muchos menos los corredores.

"No tiramos la toalla por muchas cosas negativas que haya", ha agregado el padre Ángel, que ha recordado que después de los atentados en Boston los deportistas "fueron corriendo a donar sangre".

26.000 CORREDORES

Con cuatro grados de temperatura y una sensación térmica todavía más fría, 26.000 corredores partieron de la plaza de Colón a las nueve de la mañana.

La mitad, con el objetivo de acabar los 42.195 metros; el resto, después de recorrer con todos los tres primeros kilómetros, para cubrir el recorrido de sus respectivas carreras, los 10.000 metros o el medio maratón. Vanessa Veiga gana en mujeres: "No era favorita, pero sabía que iba a estar en los puestos de cabeza".

El keniano Francis Kiprop remató la exhibición keniana con un nuevo récord del maratón de Madrid (2h10:37) y Vanessa Veiga obtuvo la primera victoria española en quince años.

Veiga, campeona de España de maratón en 2011, adelantó a la etíope Desta Girma Tadesse, vencedora en 2010 y 2011, a sólo 50 metros de la llegada y venció con un registro de 2h36:38. En la meta dio saltos de alegría y recibió el beso de sus tres hijos.

El salmantino Rafael Iglesias logró su objetivo de ser el primer español en cruzar la meta. En su reencuentro con el maratón, después de dos años con osteopatía de pubis, obtuvo el octavo puesto con una marca de 2h16:11.