Valdemorillo: Los vecinos desalojados por el incendio, vuelven a casa

Una chispa de una radial podría haber sido la causa del incendio

El perímetro final del incendio abarca entre 600 y 700 hectáreas

González pide a los ciudadanos que extremen la precaución para evitar incendios en el monte

madrid

| 09.07.2013 - 18:15 h
REDACCIÓN

Los 2.000 vecinos de Valdemorillo desalojados ayer por un incendio en esta localidad de la sierra oeste de la Comunidad han regresado a sus casas esta mañana, durante la cual el operativo de extinción ha declarado bajo control el fuego, cuyo perímetro final abarca entre 600 y 700 hectáreas.

El incendio forestal, que ha afectado sobre todo a pastos, monte raso y árboles, según responsables del dispositivo contra los incendios y responsables de la Comunidad de Madrid, se ha declarado bajo control a las 12.25 horas, momento en que se ha reabierto al tráfico la carretera M-510.

Cien bomberos de la Comunidad de Madrid siguen enfriando la zona afectada por el incendio forestal iniciado ayer en el municipio de Valdemorillo, en la sierra oeste de Madrid, tras retirarse las dotaciones del Ministerio de Agricultura que han colaborado en la extinción del fuego. Según un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112, veinte medios terrestres y aéreos, que suman un centenar de hombres, continúan haciendo labores de enfriamiento y vigilancia de la zona afectada con el fin de evitar cualquier tipo de rebrote y actuar con rapidez ante cualquier columna de humo.

La misma fuente ha explicado que las labores realizadas en la mitad de la jornada de hoy, coincidiendo con las altas temperaturas, han sido muy importantes para impedir que el fuego se reactivara, y que se establecerá un dispositivo de guardia que continuará la vigilancia durante esta noche.

Los operarios están vigilando continuamente la zona que ha ardido para que no se produzca cualquier tipo de rebrote y están echando más agua en la zona más seca. Un retén de varias decenas de personas se quedará vigilando por la noche.

La vigilancia se centra especialmente en el frente donde se paró el fuego, en el entorno de la urbanización de Cerro de Alarcón, donde se ve humo todavía.

EL FOCO DE IGNICION

Por otro lado, la Guardia Civil ha tomado testimonio esta mañana a la persona que trabajaba con una radial en un chalé de la localidad y que. Supuestamente de forma accidental una de las chispas de la máquina acabó en el monte y generó el incendio, han informado fuentes de la Benemérita.

De hecho, la primera llamada que recibieron los servicios de emergencia sobre el incendio fue la que realizó esta persona. Esa es la hipótesis más fiable con la que trabaja el Cuerpo armado. Además, agentes del Seprona han estado en la finca para dar con el foco de ignición y han hablado con vecinos de la zona.

LOS VECINOS DESALOJADOS VUELVEN A CASA

Antes del mediodía y debido a la buena evolución durante la noche de los trabajos, en los que han participado unas 400 personas y 15 medios aéreos, han abandonado la zona las 8 dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias del Ejército (UME) al rebajarse el nivel de alerta del incendio del nivel 2 al 1.

El incendio, que se inició a las 16.45 horas de ayer, no ha afectado a viviendas y ni a personas, aunque dos mayores fueron ayer atendidos por una crisis de ansiedad.

La alcaldesa de Valdemorillo, Pilar López Partida, ha celebrado el regreso de los vecinos de las urbanizaciones Cerro de Alarcón 1 y 2 y Los Barrancos -en las que hay de 3.500 a 4.000 viviendas- a sus hogares tras la "larga pesadilla" que ha vivido todo el pueblo durante esta noche.

De entre los 2.000 desalojados, en la plaza de toros de la localidad solo han pernoctado 56 personas, dado que el resto ha acudido a pasar la noche con familiares o a su primera residencia.

Además, a lo largo de la M-510 se encuentran operarios de empresas de telefonía reparando cables quemados.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha indicado que el perímetro del siniestro forestal engloba entre "600 y 700 hectáreas" y que no toda esa extensión estaría afectada por el fuego, porque "seguramente" se habrá quemado "mucho menos".

Según ha explicado el jefe del servicio de Protección Civil de la dirección general de Protección Civil, Jesús Gil, el fuego ha quemado pastos, pero los árboles -sobre todo encinas y enebros- están "poco afectados" y apenas quemados. Además, Gil ha añadido que este tipo de árboles tienen la capacidad de rebrotar desde el interior, por lo que antes del verano de 2014 apenas se notarán sus efectos.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha aprovechado para pedir a los ciudadanos que extremen la precaución para evitar incendios en el monte, cargado de vegetación tras las copiosas lluvias de pasados meses.