UPyD denuncia el "veto" de Botella a una pregunta sobre el caso Bárcenas

madrid

| 29.07.2013 - Actualizado: 17:08 h
REDACCIÓN

El portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, ha apuntado a un posible veto del equipo de Gobierno ante una pregunta sobre el caso Bárcenas planteada a la alcaldesa, Ana Botella, de cara al Pleno de mañana y finalmente no incluida, a lo que la regidora ha señalado que no se incorpora porque "no procedía su contestación según el reglamento".

"Siempre contesto a las preguntas en el Pleno. Esta, conforme al reglamento, no procedía su contestación", ha manifestado la primera edil en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. La preguntada, formulada por UPyD, versaba sobre la continuidad de la concejal-presidente de Arganzuela, Carmen Rodríguez Flores, tras conocerse la compra de unos naves relacionadas con un presunto donante de financiación al PP, como avanzó 'El Mundo'.

El portavoz de la formación magenta en el Ayuntamiento de Madrid, David Ortega, se ha quejado en rueda de prensa que en Junta de Portavoces se decretara la "imposibilidad" de realizar esta pregunta y ha manifestado que, con esta decisión, el PP da el mensaje de que Rodríguez Flores es "intocable".

Ortega ha defendido que esta pregunta ha sido rechazada con "argumentos peregrinos", al manifestarse que "no tenía nada que ver" con Mádrid cuando precisamente esta edil es la máxima responsable política de un distrito en el que viven cerca de 350.000 madrileños.

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha criticado la no admisión de esta pregunta con argumentos que ha tildado de "verg~enza" (al manifestar que no tiene relación con Madrid y que se hacían alusiones personales) y evidencia, en su opinión, "la bajísima calidad democrática" que se vive actualmente en el Ayuntamiento.

A su juicio, "no tiene lógica prohibir" esta pregunta porque el PP muestra que "si no quieren hablar, algo tendrán que ocultar". "Parece una autoinculpación", ha espetado el portavoz socialista para indicar que la decisión del PP y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, supone un "desprecio a la oposición", a la vez que hace patente el "déficit democrático" que, bajo su criterio, se ha instalado en el Ayuntamiento.