UPM ratifica su querella contra Rommy Arce y critica a Carmena por no hacer "limpia" en su Gobierno

La querella por un prsento delito de incitación al odio se dirige contra Rommy Arce, Juan Carlos Monedero y el portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros Malick Gueye

Reclama asimismo la dimisión del delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero

madrid

| 02.04.2018 - Actualizado: 15:01 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Unión de Policía Municipal (UPM) ha pedido hoy que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, haga una "limpia" en su Gobierno tras los disturbios vividos en Lavapiés a raíz de la muerte de un mantero senegalés así como la dimisión del delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero. Este sindicato ha ratificado hoy la querella presentada el pasado 19 de marzo contra la edil Rommy Arce, Juan Carlos Monedero y el portavoz del Sindicato de Manteros y Lateros Malick Gueye, por un presunto delito de incitación al odio por vincular la muerte de Mame Mbaye por un paro cardíaco con una supuesta persecución policial.

La querella denuncia los mensajes escritos por Arce en la red social Twitter, donde comparó la muerte de Mbaye con la de Lucrecia Pérez, víctima de un asesinato racista, hechos "gravísimos" según ha destacado hoy ante los periodistas el abogado de la UPM, Antonio Suárez-Valdés.

Para este abogado es "sorprendente" que la alcaldesa Manuela Carmena "no haya efectuado una limpia en su Gobierno" tras lo sucedido en Lavapiés.

La Unión de Policía Municipal también ha destacado que todos los sindicatos del cuerpo se han puesto de acuerdo al pedir la dimisión del delegado de Seguridad, Javier Barbero, lo que responde al "caldo de cultivo que han venido sembrando contra la Policía durante todo este tiempo de Gobierno".

Suárez-Valdés asegura que algunos partidos sostienen una "campaña de odio" contra la Policía Municipal, a la que se "criminaliza" y acusa a Ahora Madrid de poner en "la picota mediática" a los agentes por no dar toda la información que se tenía desde las 11 de la noche del 15 de marzo hasta el día siguiente, pese a los altercados que provocaron seis detenidos y diez heridos.

En opinión del letrado, el silencio del delegado de Seguridad echó "más leña al fuego" por lo que pide se retracte de su actuación y dimita.

La querella ratificada hoy es muy similar a la presentada por el Colectivo Profesional de la Policía Municipal (CPPM) y por la que Rommy Arce ya ha sido citada a declarar ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid el próximo 25 de abril a las 12.45 horas en calidad de investigada.

El juzgado ha admitido a trámite esta querella al considerar que esos mensajes "hacen presumir la posible existencia de un delito de incitación al odio".

Según ha informado a Efe la letrada de UPM lo más probable es que durante la fase de instrucción ambos casos pasen a tramitarse de manera conjunta.