Unos 63.000 niños de Primaria realizan la Prueba de Conocimientos y Destrezas

La prueba recibe las críticas de los sindicatos porque se dice que generará comparaciones

madrid

| 09.05.2012 - 07:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un total de 63.000 alumnos madrileños de 6 de Primaria (11 y 12 años) de los 1.300 colegios públicos, concertados y privados de la región han realizado este miércoles, la Prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI). La prueba, que viene desarrollando la Consejería de Educación y Empleo desde el curso 2004/05, tiene como objetivo evaluar el nivel académico de los escolares antes de acceder a la Educación Secundaria. Es orientativa, no condiciona el paso de curso y se divide en tres partes: Matemáticas (operaciones y problemas), Lengua (texto y dictado) y un apartado de cultura general.

Cada uno de estos apartados tendrá el mismo peso a la hora de obtener la nota final. Los alumnos tendrán una hora y cuarenta minutos para realizar la prueba. Los resultados permitirán determinar los conocimientos adquiridos por los alumnos que terminan la Educación Primaria en las dos áreas fundamentales, Lengua y Matemáticas, y evaluar los conocimientos de cultura general de los alumnos.

Asimismo, desde Educación aseguran que la prueba se ha convertido en una herramienta muy valiosa tanto para la Consejería como para los centros educativos de cara a implementar medidas de refuerzo dirigidas a los alumnos que lo requieran, así como, si procede, reorientar las actuaciones desarrolladas en esta etapa educativa.

La Consejería de Educación proporcionará a los directores de los colegios las puntuaciones obtenidas por cada uno de sus alumnos, la puntuación media del colegio correspondiente y la puntuación media de la Comunidad de Madrid. Los directores deberán enviar estas puntuaciones a las familias.

UN 6,82 EN LA PASADA PRUEBA

Los resultados cosechados por los alumnos madrileños en la última prueba de Conocimientos y Destrezas Indispensables (CDI) de 6 de Primaria mantuvo la tendencia de mejoría por cuarto año consecutivo, ya que su nota media escaló en 2011 hasta el 6,82, ligeramente superior al 6,79 obtenido en 2010. El 84,1 por ciento de los alumnos evaluados aprobó el examen y el 70,9 por ciento de ellos obtuvo una calificación igual o mayor que 6. En el apartado de Lengua, compuesto por un dictado y un análisis de texto, la nota media ascendió al 8,12 desde el 7,79 del año anterior.

Por otro lado, el 94,2 por ciento de los alumnos aprobó el examen de Lengua Castellana y más de la mitad, el 56,9 por ciento, alcanzó el sobresaliente. En Dictado los alumnos sacan casi un 8, una nota que superaron en el caso del análisis de texto literario, con un 8,25. Asimismo, la prueba de Matemáticas, que suele resultar más complicada para los alumnos, registró el año pasado una mejoría al situarse su nota media cerca del notable: 6,39. El 75,9 por ciento de los alumnos superaron este apartado, diez puntos más que el año pasado, y un 24,9 por ciento de los alumnos evaluados obtuvo un sobresaliente.

Además, los alumnos de sexto de Primaria aprobaron las dos partes del examen de matemáticas de la CDI, obteniendo un 7,22 en la parte de ejercicios y un 5,15 en la resolución de problemas. La prueba CDI de sexto de Primaria incluyó el año pasado por primera vez una evaluación de Cultura General que fue superada con éxito por el 73,6 por ciento de los alumnos. Este apartado de conocimientos incluía preguntas de Geografía, Historia, Música, Literatura y Ciencias Naturales. La nota media de los alumnos bajó al 5,95.

CRITICAS

Desde la oposición y los sindicatos, las críticas a la prueba no dejan de crecer desde su puesta en marcha. Para CC.OO., la "disparidad" de resultados que, año tras año, obtienen las pruebas ratifica que "no sirve para evaluar al alumnado, ni a los centros, ni al sistema educativo". En su opinión, se trata de una prueba "que carece de contraste" y solo sirve como un instrumento "para clasificar a los centros y hacer público el ranking para que exista en la práctica lo que en las mentes de los responsables educativos madrileños debe existir: un mercado educativo donde los centros compitan como si de centros comerciales se tratase".

Para UGT, la prueba va a ser utilizada por la Comunidad con "fines muy distintos" a los que pregona. En concreto, asegura que va a ser utilizada para realizar la selección del alumnado en las secciones bilingües de los Institutos y afirman que las evaluaciones dentro del sistema educativo "deben ir dirigidas a mejorar y no a generar comparaciones". Desde PSOE e IU han señalado en multitud de ocasiones que esta Prueba no deja claro qué es lo que se está evaluando y qué criterios se siguen y que solo sirve para clasificar a los centros educativos por niveles, lo que finaliza en la segregación del alumnado.