Una nueva parada de autobús en Valdebebas desde este sábado

Valdebebas (Archivo)

madrid

| 04.09.2014 - 14:11 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha establecido una nueva parada en la línea de autobús que presta servicio en Valdebebas, con el objetivo de dotar de transporte público a los usuarios que acudan a la ciudad deportiva Real Madrid así como a las viviendas cercanas a esta zona.

A partir de este sábado, 6 de septiembre, empezará a operar la nueva parada, que se ubicará en la confluencia de la Glorieta Antonio Perpiñá y la Avenida Juan Antonio Samaranch, de tal forma que el recorrido del servicio de autobús por este barrio de la capital tendrá un total de 20 paradas entre ambos sentidos, según ha informado el Consorcio en un comunicado.

Así, la nueva parada permitirá utilizar el transporte público a los más de 275 trabajadores y 350 menores acompañados por sus familiares que acuden a diario a la ciudad deportiva Alfredo Di Stéfano.

Otro de los factores que hace necesaria la creación de esta nueva parada es la celebración, los fines de semana, de partidos del equipo del Castilla, con una asistencia de hasta 6.000 espectadores, 250 empleados y hasta 150 periodistas, y las categorías prebenjamín del Real Madrid, en las que participan 1.000 niños.

El recorrido del servicio especial de autobús de Valdebebas, operado por la EMT, comienza en Mar de Cristal, donde tiene conexión con la red de Metro, a través de las líneas 4 y 8, y coincidencia con las paradas de las líneas de autobús 104 y T11, además de tener la cabecera muy próxima a las líneas número 87, 112, 120 y 153.

Desde ese punto, los autobuses transcurren por la calle Arequipa, siguen por la calle Aconcagua, con una parada, hasta llegar a la Glorieta Manuel Muñoz Monasterio y, posteriormente, a la Glorieta Isidro González Velázquez, también con una parada en cada una.

Pasada la Glorieta Antonio Perpiñá, donde se situará la nueva parada, discurrirá por la Avenida Juan Antonio Samarach, realizando dos paradas, y una en la calle Luis Moya Blanco, antes de llegar a su destino en la calle Félix Candela.

En sentido contrario, los autobuses inician su recorrido en esta última calle y siguen el trayecto inverso al anteriormente descrito, a excepción del tramo de la calle Arequipa, que en esta ocasión se hace por la calle Ayacucho, para llegar definitivamente a Mar de Cristal.

Con esta medida, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid sigue estudiando los datos de viajeros y nuevas necesidades de Valdebebas, "adaptando la oferta a la demanda".