Una nueva línea express de la EMT conectará el aeropuerto de Barajas con el centro de Madrid

Tendrá parada en Atocha, Cibeles, O'Donnel

Su precio será de dos euros

madrid

| 20.09.2010 - 14:21 h

Telemadrid/Agencias

Una nueva línea de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) conectará las 24 horas todos los días del año el centro de la capital con el aeropuerto de Barajas por un precio de dos euros. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha presentado este mediodía este nuevo transporte, denominado 'Exprés del aeropuerto', que entrará en funcionamiento en octubre. Cubrirá un trayecto de 22 kilómetros en unos 40 minutos, llevará señalización en español e inglés.

La medida es una más de las iniciativas que se irán presentando a lo largo de la Semana de la Movilidad para dar sentido a su lema 'Muévete con inteligencia, vive mejor'.

El primer edil resaltó que costará dos euros, por lo que se convierte en el más económico de toda la Unión Europea, con un precio tres veces menor que el más barato de este tipo de líneas de las capitales europeas y de otras grandes ciudades. Contará, según las estimaciones, con 60.000 usuarios al mes, y su frecuencia de paso será de 15 minutos durante el día y de 30 durante la noche. Entre seis y siete autobuses de la EMT realizará este trayecto en horas puntas.

La 'Exprés del aeropuerto' será de color amarillo, como el color corporativo de Aena, y servirá, en palabras del alcalde, para reforzar la competitividad de Madrid como destino turístico y del aeropuerto de Barajas como puerta de acceso a la capital. "Con esta conexión directa mediante transporte público, Madrid se sitúa a la misma altura que otros grandes aeropuertos europeos como Heathrow en Londres o Charles De Gaulle y Orly en París. De hecho, no podemos olvidar que Barajas es, por número de operaciones, el aeropuerto más importante de España, el cuarto de Europa y el décimo del mundo", ha indicado.

La nueva línea contará con tres paradas: O'Donnell en el cruce con Doctor Esquerdo, donde conecta con la línea 6 de Metro; Cibeles y Atocha Renfe. "Sólo tres paradas, pero que presentan grandes beneficios para los usuarios. Además de rapidez, ofrece a través de la parada de Atocha una cómoda conexión entre la estación del AVE, todas las líneas de Cercanías Renfe y el aeropuerto, a la vez que la parada de Cibeles garantiza el enlace con numerosas líneas de autobuses de la EMT, sobre todo en horario nocturno, pues en esta plaza tienen su cabecera todas las líneas de Búho", ha indicado. Un factor este último de gran trascendencia debido al crecimiento de los vuelos 'low cost' en el último año (26 por ciento) muchos de los cuales tienen horarios nocturnos.

VEHICULOS CON PORTAEQUIPAJES

Los vehículos disponen de portaequipajes especiales adaptados a todo tipo de maletas, de sistemas de información sobre las líneas de autobús con las que tiene conexión, así como una señalización interior y exterior tanto en español como en inglés. Del mismo modo, el color amarillo que diferencia a esta línea favorece su identificación frente a otras. Están además propulsados por gas natural (GNC) y capacitados para desarrollar parte de su trayecto por vías de alta capacidad circulatoria.

La cabecera estará ubicada en la T-4, con paradas además en la T-1 y la T-2. En colaboración con Aena, se ha instalado una cartelería especial que facilita su localización por parte de todos los usuarios que opten por este medio de transporte para desplazarse al centro de la ciudad. Además, junto a la marquesina, también de color amarillo, se instalarán modernas pantallas que ofrecerán información turística y sobre la propia línea.

Para garantizar un trayecto rápido y eficiente, utilizará la plataforma reservada de O'Donnell para acceder al centro de la ciudad. Así, desde la T4, la línea tomará la carretera M-13 para acceder a las terminales T1 y T2 en las que realizará sendas paradas. Desde éstas, circulará por las carreteras M-14 (avenida de la Hispanidad) y M-22 para incorporarse a la M-40. En esta autovía enlazará con la M-23 (prolongación de O'Donnell) para llegar, utilizando la plataforma reservada de autobuses de esta vía, a la confluencia con la calle del Doctor Esquerdo, donde realizará una de sus paradas en el casco de Madrid.

Por las calles de O'Donnell y de Alcalá alcanzará la plaza de Cibeles, donde hará su segunda parada. Desde aquí, seguirá por el paseo del Prado, plaza del Emperador Carlos V y avenida Ciudad de Barcelona hasta el recién remodelado intercambiador de Atocha.

El coste de este servicio, de acuerdo con las tarifas aprobadas por el Consorcio Regional de Transportes, será de dos euros que se abonarán directamente en el autobús, por lo que no serán válidos los billetes de uno o diez viajes (metrobús). "Es el mismo precio que supone usar la red de Metro para acceder al aeropuerto y se convierte así en el medio de transporte de estas características más barato de la Unión Europea", ha recalcado el regidor.

BARAJAS, EL DECIMO AEROPUERTO DEL MUNDO

El alcalde recordó la trascendencia de Barajas para la economía de la ciudad. "Su actividad contribuye al mantenimiento de más de 200.000 empleos directos e indirectos, lo que lo convierte en la primera industria de la ciudad y de la región, sustentando el 10 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) metropolitano. Esto sólo ocurre en algunas ciudades como Miami", ha indicado.

Es, además, responsable en gran parte de que en los últimos doce meses Madrid haya recibido 7,6 millones de visitantes, el mejor dato de su historia, ha recordado Gallardón, y que, a la vez, representa un crecimiento del 50 por ciento --2,8 millones más-- respecto a los turistas que llegaron a nuestra ciudad en 2003.

Entre las razones de ese crecimiento, el primer edil ha apuntado a la gran aceptación que tienen los vuelos 'low cost' entre los usuarios, pues supone acceder al transporte aéreo a un precio asequible. Su crecimiento del 26 por ciento a lo largo del último año es buena prueba de ello, según ha señalado. Sin embargo, una de las características de muchos de estos vuelos es su horario nocturno. A ello se suman los numerosos trabajadores de Barajas que tienen turno de noche y que, entre las 1.30 y las 5.30 horas de la madrugada el único transporte público que permite acceder al aeropuerto es el servicio de taxi.

"Consideramos imprescindible articular una solución que evite que muchos viajeros tengan que pernoctar en precarias condiciones en el propio aeropuerto o que haya quien no pueda acceder a un puesto de trabajo en Barajas por carecer de vehículo propio", ha asegurado Ruiz-Gallardón.

El anterior servicio especial al aeropuerto de Barajas de la EMT fue creado el 20 de enero de 1974 y cubría el trayecto entre la plaza de Colón y el aeropuerto. Funcionó a un precio de 2,5 euros hasta el 1 febrero de 2005, poco después de la puesta en marcha de la línea 8 de Metro entre Nuevos Ministerios y el recinto aeroportuario, momento en que se decidió su supresión y su sustitución por la línea regular 200. A partir de la puesta en marcha de la nueva línea, las líneas 200 y 204 se fusionarán en un único trayecto, entre el intercambiador de Avenida de América y las terminales T1, T2 y T4.