Una mujer sufre quemaduras graves tras ser rociada con ácido sulfúrico por un hombre

Permanece ingresada en la Unidad de Quemados del hospital La Paz con quemaduras graves

La Policía busca a individuo con camiseta y bigote

testigos de la agresión dicen que la joven tenía la cara "quemada" y que gritaba de forma "escandalosa"

madrid

| 20.06.2012 - 12:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Una mujer de 29 años ha sufrido quemaduras graves en la cara y en el tórax después de que un hombre se haya acercado a ella en la calle y le haya arrojado un producto químico, probablemente ácido, según han informado fuentes de Emergencias 112. El suceso ha acaecido a la altura del número 7 de la calle Río Ulla (en Pueblo Nuevo) y los equipos médicos desplazados a la zona han constatado que presentaba quemaduras graves en la cara y tórax.

A.R.G., de 29 años y nacionalidad española, ha sido atacada por un hombre cuando salía de un domicilio del barrio madrileño de Pueblo Nuevo, del distrito de Ciudad Lineal, que la ha rociado con ácido sulfúrico y ha huido corriendo.

La víctima no tiene en vigor ninguna orden de alejamiento por malos tratos y la Policía Nacional investiga lo ocurrido.

Los sanitarios han actuado con rapidez para estabilizar a la mujer y le han aplicado una sustancia denominada 'diphoterine' para evitar que las quemaduras siguieran avanzando en su cara. Una vez estabilizada, ha sido trasladada al hospital de La Paz con pronóstico grave, donde se encuentra ingresada con quemaduras profundas en el dos por ciento del cuerpo, concretamente en la cara.

También ha sido evacuada a este centro médico una de las personas que la auxilió en un primer momento al presentar quemaduras de carácter leve en las manos.

Otros dos vecinos fueron atendidos y dados de alta en el lugar por los médicos del Samur.

Las mismas fuentes han manifestado desconocer si el agresor mantenía algún tipo de relación con la mujer.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella preguntada al respecto ha precisado que, aunque "no se sabe exactamente quién ha sido ni cómo" ha ocurrido, "puede ser" un caso de violencia machista, pero esto tendrá que ser aclarado por los investigadores.

Botella ha deseado a la víctima y a su familia que se restablezca lo antes posible y ha felicitado a los trabajadores del Samur por haber llegado "en muy poco tiempo" y ser "siempre ejemplares".

TENIA LA CARA TOTALMENTE NEGRA

Testigos y heridos de la agresión a la joven de 29 años de edad han relatado que la mujer tenía la cara "quemada y "totalmente negra" y han recordado que gritaba de forma "escandalosa" pidiendo "auxilio y socorro".

María Jesús Sagasti, una farmacéutica que resultó herida leve al entrar en contacto con el líquido, ha rememorado cómo en un primer momento la joven sólo presentaba unas pequeñas manchas en la boca y que, en apenas 15 minutos, se extendieron a toda la cara. María Jesús fue corriendo sin pensárselo dos veces a auxiliar a la mujer al oír los gritos de socorro. "Ella decía que le quemaba muchísimo la cara, pero se ha tranquilizado mucho cuando le he dicho que tenía la cara bien y se ha relajado. Al final ya no me salían las palabras porque ya no tenía la cara igual", ha recordado la farmacéutica.

Del mismo modo, una empleada de una correduría de seguros aledaña al portal donde ocurrieron los hechos, Paula López, ha contado que su jefe, Jorge García, fue el primero en salir a ayudar a la víctima y también resultó herido leve al tocar el líquido y, por ello, trasladado al Hospital de La Paz. "Los gritos eran escandalosos. La chica decía que le quemaba muchísimo la cara, pero no estaba desfigurada", ha matizado.

Además, Paula ha asegurado que la víctima "no ha inculpado a nadie" porque "no ha podido ver" a la persona que le ha vertido el líquido ya que cerró los ojos cuando le cayó el líquido y los mantuvo cerrados en todo momento. "La Policía se lo ha preguntado y ella ha dicho que lo desconocía", ha atestiguado.

Asimismo, un compañero de esta trabajadora, Rafael Montero, ha indicado que fue él quien dio la primera alerta a la Policía y a los equipos de Emergencias 112 y ha revelado que le han comunicado que el líquido con el que habían herido a la joven se trataba de "ácido sulfúrico". "Tenía los ojos sin poderlos abrir y la cara se le iba poniendo totalmente negra", se ha lastimado.

Una cuarta testigo de los hechos, Seomara Morales, ha indicado que la mujer estaba "tirada en el suelo, quemada y con el rostro negro" pidiendo auxilio y que el autor de los hechos dejó "el litro" de ácido en el suelo.