Una mujer de 80 años intoxicada leve por humo al incendiarse salón de su casa

Una mujer de 80 años intoxicada leve por humo al incendiarse salón de su casa

madrid

| 07.02.2016 - 13:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Una mujer de 80 años ha resultado intoxicada leve por humo como consecuencia del incendio que se ha producido en el salón de su vivienda, un quinto piso en el número 20 de la calle Torres Miranda, en Arganzuela, ha informado Emergencias Madrid.

Hasta el lugar se han desplazado cinco dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento -además de Samur-Protección Civil, Policía Municipal y Policía Nacional-, y al llegar han encontrado que las llamas salían por la fachada, a través del ventanal del salón.

Al declararse el fuego y no poder abrir la puerta de la vivienda, la mujer ha cogido las llaves, una toalla para cubrirse la cara, y se ha encerrado en la habitación más lejana al fuego, desde cuya ventana -que daba a un patio interior- ha pedido auxilio. Una actuación por la que ha sido felicitada por los servicios de Emergencia, ya que ha puesto en práctica las recomendaciones que se hacen para una situación así.

La mujer había lanzado las llaves para que las recogiera un vecino, quien a su vez se las ha entregado a los bomberos para que pudieran entrar en la vivienda. Tras abrir la puerta, los bomberos han rescatado a la mujer, que ha sido atendida por el Samur-Protección Civil por una intoxicación leve por humo y ha sido trasladada a la Clínica Concepción.

El fuego, que ha arrasado completamente el salón, apenas ha causado daños en el resto de la vivienda, aunque sí se ha visto toda ella muy afectada por el humo y, de hecho, ha aparecido muerto un gato de la mujer. No han resultado dañados ninguno de los otros pisos del edificio, que no ha tenido que ser desalojado y cuyos vecinos han sido confinados en sus casas hasta que se ha extinguido el fuego.