El socialista Serafín Faraldos arrebata la alcaldía de Valdemoro a Ciudadanos

El gobierno estará integrado por PSOE, Ganemos, Proyecto TUD e IUCM, liderados por el candidato socialista, Serafín Faraldos

Ciudadanos y PP han votado en contra y se ha abstenido un edil no adscrito

El alcalde de Valdemoro dice que la moción en su contra se basa en "mentiras"

madrid

| 14.07.2017 - 07:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El edil socialista Serafín Faraldos ha sido elegido como nuevo alcalde de Valdemoro tras prosperar la moción de censura contra el ya exregidor Guillermo Gross (Cs) con los votos de PSOE, Ganemos, Proyecto TUD e IUCM. La moción ha prosperado con 13 votos a favor de la moción de censura y la candidatura alternativa de Faraldos, (con los votos de las cuatro formaciones que apoyaban el relevo), los votos en contra de Ciudadanos y PP y una abstención de un edil no adscrito. Tras la votación, el nuevo regidor ha prometido el cargo y ha recibido la medalla de la localidad y el bastón de mando por parte del exalcalde.

En el Pleno extraordinario celebrado este mediodía se han cumplido los pronósticos y la moción de censura ha salido adelante como estaba previsto, pues estas formaciones reunían mayoría suficiente (13 concejales) para desalojar al regidor de la formación naranja y elegir al candidato a relevarle del cargo, el socialista Faraldos.

En sus primeras palabras como alcalde, el concejal socialista se han dirigido a las personas que han luchado contra la corrupción y ha asegurado a los vecinos que fomentará la igualdad, la justicia y la libertad para gobernar por el "interés general" de los 75.000 vecinos gobernando "sin dejar a nadie a tras". "Ha llegado el momento de que los vecinos recuperen su Ayuntamiento", ha manifestado.

De esta forma Ciudadanos pierde el gobierno de la localidad con mayor número de habitantes de las que contaba tras las elecciones municipales de 2015 en la región y el PSOE recuperará la Alcaldía tras 18 años sin regir Valdemoro, ya que el Ayuntamiento ha estado dirigido por el Partido Popular desde 1999, con la victoria en las urnas del entonces candidato Francisco Granados, hasta los últimos comicios. El equipo de Gobierno municipal estará formado por PSOE, Ganemos e IUCM (las tres formaciones de izquierda) mientras que TUD no estará presente en el Ejecutivo local.

El Pleno donde se ha consumado la moción de censura ha generado alta expectación ciudadana, pues desde las 10 horas había más de 50 personas esperando para acceder y seguir en directo la sesión plenaria. Al inicio de la sesión, se ha procedido a constituir la mesa de edad, la lectura de la propuesta de moción de censura para posteriormente dar paso a la intervención de Faraldos quien ha asegurado que era necesario una "alternativa" al gobierno de Gross pues "no ha querido o sabido" ejecutar los compromisos que adquirió hace dos años.

Faraldos ha subrayado que es la "primera vez en la historia" de Valdemoro que se presenta esta moción de censura, un mecanismo "legal" y "democrático" pues su candidatura agrupa el "respaldo" de 16.000 vecinos (sumando los votos de las formaciones que apoyan la moción), el "mayor" apoyo que se ha logrado en la ciudad.

Frente a ello, el edil socialista ha señalado que el Pleno municipal "nunca" dio la confianza a Ciudadanos, pues gobernaba en minoría por ser la lista más votada. Faraldos ha añadido que pasados dos años ahora se produce con el rechazo "unánime" de la oposición, así como de asociaciones sociales y vecinales, por lo que se requiere una "alternativa".

Gross ha dicho que el "cuatripartito" logra la Alcaldía "por la puerta de atrás" y ha asegurado que Faraldos es "lo contrario a un líder", pues su partido obtuvo "los peores resultados de su historia" en las pasadas elecciones municipales y causa "rechazo" en sus propias filas, pues fue reemplazado como portavoz del PSOE y solo la suspensión de tres ediles socialista provocó que volviera a esa función.

GROSS: UN CUATRIPARTITO CON LOS MENOS VOTADOS

El alcalde removido Guillermo Gross, ha señalado que ve con "preocupación" la llegada de un "cuatripartito" al gobierno municipal, ya que se han unido "los cuatro grupos menos votados" del Ayuntamiento en torno a "la izquierda más errática y radical que ha habido en la localidad", ya que "se han pegado un tiro en el pie para ponerse en el sillón" al haber bloqueado institucionalmente la labor del Ejecutivo para justificar la moción de censura.

Gross ha recordado que durante la legislatura, tres de los cuatro grupos municipales -PSOE, Ganemos y TUD- han tenido dimisiones y salidas de concejales de sus respectivas formaciones, y ha opinado que en muchos momentos "parecía que la oposición estaba en descomposición" con los socialistas sustituyendo y restituyendo después a su portavoz, la candidatura de unidad popular "asumiendo las posturas de Podemos", una Izquierda Unida "desfederada" y un partido local que se ha unido a los grupos de izquierda.

El exalcalde, además, ha señalado que en los últimos días su gobierno ha trabajado para cerrar algunas cuestiones como los arqueos de caja o los acuerdos de la Junta, además de la resolución del contrato de parquímetros o el cambio de titularidad de los terrenos del IES Neil Armstrong cuya ampliación estaba paralizada desde hace un año y medio por haber estado afectado por la trama Púnica.

Por último, Gross ha señalado que él continuará como concejal de la oposición en Valdemoro, aunque no será como portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, ya que regresará a su trabajo en la multinacional Google y no podrá dedicar todo su tiempo a la política, si bien ha confirmado que no abandonará el grupo naranja.