Un vecino se encuentra un buitre leonado en su terraza

No es la primera vez que algún ejemplar de esta especie protegida se desorienta en zonas urbanas y tiene que ser rescatado

madrid

| 23.10.2017 - 19:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Menudo susto se ha pegado esta mañana un vecino de San Sebastian de los Reyes cuando ha abierto la terraza de su casa. Un buitre leonado de dos metros de envergadura se había colado dentro. Todavía no se explican cómo pudo llegar allí.

El propietario de la vivienda no se atrevió ni a salir a su terraza y llamó al SEPRONA de la Guardia Civil y a la Policía para que viniera a rescatar al animal, que está entre las especies protegidas. Al final miembros del GREFA acudieron a su rescate.

Dada la estrechez de la terraza el ave no podía remontar el vuelo, aunque se sospecha que ha podido envenenarse con plomo al comer algún otro animal.

No es la primera vez que un buitre se desorienta y vuela o se posa en lugares que no son habituales para él. En más de una ocasión ejemplares de buitre han hecho volver a algún avión comercial en Barajas y en 2016 fue un buitre el que provocó un accidente mortal al chocar con una avioneta en Perales de Tajuña.

En septiembre de 2009 los bomberos de la Comunidad de Madrid rescataron un buitre posado sobre el tejado de una casa de tres alturas, en una urbanización de Las Rozas. El rescate del buitre se realizó a instancias de la organización ecologista GREFA, que finalmente se hizo cargo del animal.

Y también en septiembre pero de 2014 La Policía Local de Fuenlabrada rescató a un buitre leonado que había chocado contra un balcón de un bloque de viviendas en la calle Oviedo y que deambulaba desorientado por la calle. Agentes de la Unidad de Policía de Barrio de EL Naranjo fueron avisados del suceso por unos vecinos y procedieron a la captura del ave rapaz y su traslado a las dependencias de la Policía Local.

Posteriormente, el animal fue entregado al Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), una organización sin ánimo de lucro que se encarga del cuidado y conservación de la naturaleza, que ha recordado que el buitre leonado es un ave protegida que puede llegar a pesar más de 10 kilos y sus alas pueden llegar a tener una envergadura de de 2,5 metros.