Un test para reducir el uso de quimioterapia en cáncer de mama

Ha sido diseñado por el Hospital La Paz

(H. La Paz)

madrid

| 28.03.2013 - 15:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Hospital La Paz ha diseñado un test para reducir el uso de quimioterapia en cáncer de mama y que permitiría disminuir en un 30 por ciento el uso de quimioterapia en las pacientes después de la cirugía de este tumor, como ha informado el Gobierno regional a través de un comunicado.

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigación Sanitaria de La Paz ha desarrollado una prueba genómica para ayudar a los médicos a tomar la decisión de si conviene administrar la quimioterapia a pacientes con cáncer de mama.

El test, que puede determinar un riesgo bajo de recaída, puede disminuir en un 30 por ciento el uso de quimioterapia ya que no se administraría a las pacientes con buen pronóstico.

 El equipo de investigadores ha identificado unos marcadores genómicos que pueden ayudar a decidir qué pacientes con cáncer de mama deben ser sometidas a sesiones de quimioterapia y cuáles no mejoran con este tratamiento. El trabajo propone un test que analiza los genes que expresa el tumor y ha sido publicado en las revistas científicas PLOS One y BMC Cancer.

 Los datos que manejan los investigadores indican que solo entre un 10 y un 20 por ciento de las mujeres a las que se las ha extirpado un tumor mamario mejoran con la aplicación de la quimioterapia. La línea de investigación de los científicos tiene como objetivo desarrollar una prueba génica que permitiría a los oncólogos determinar en cada hospital quién debe someterse a esta terapia.

 MENOS SUFRIMIENTO Y COSTE

 El avance ahorraría sufrimiento innecesario a las enfermas y costes a los centros sanitarios. La prueba aún debe ser validada, para lo cual el grupo de investigación está buscando financiación.

 El objetivo es que las pacientes operadas de cáncer de mama reciban una recomendación fiable sobre si deben recibir quimioterapia y, en caso afirmativo, qué tipo de quimioterapia, de manera que se consiga la máxima eficacia con el menor coste en términos de efectos secundarios y gasto económico.

 En la actualidad, existen dos pruebas génicas con patente norteamericana y holandesa que permiten conocer si la quimioterapia puede o no ser beneficiosa tras operar un tumor mamario. Se trata de productos que ya están en el mercado y que la Comunidad de Madrid ha incorporado a sus centros de la red pública de salud.

 El precio de las pruebas que ahora se comercializan está en torno a los 3.000 euros. El test de patente española desarrollado por los investigadores podría competir con los que ya están disponibles y entre sus ventajas destacan el menor coste y la posibilidad de ser realizado en cada centro hospitalario. La patente está concedida y en vías de licencia.