Un sueño olímpico: 1.800 km de Madrid a Londres con la fuerza de sus brazos

madrid

| 03.07.2012 - 14:35 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El ciclista discapacitado Diego Ballesteros partirá este miércoles de Madrid a Londres en 'handbike', una bicicleta de brazos, con la que recorrerá 1.800 kilómetros hasta la sede olímpica para promover la candidatura de Madrid 2020 y demostrar a todos los discapacitados que "no hay reto imposible".

El deportista aragonés, al que el ciclista Perico Delgado acompañará este miércoles en su salida del Parque del Retiro, tiene previsto realizar su periplo en veintiséis etapas, para finalizar el 30 o 31 de julio en la capital inglesa.

En la presentación hoy de este reto deportivo en el Ayuntamiento de Madrid, el vicealcalde Miguel Ángel Villanueva ha subrayado que "la fuerza de millones de madrileños impulsará los brazos de Diego Ballesteros", cuya iniciativa potenciará la imagen de Madrid y su lucha por el sueño olímpico de 2020.

Tras señalar el "extraordinario ejemplo de superación y entusiasmo" del ciclista, el vicealcalde ha añadido que, con su fuerza de voluntad, representa todos los valores "que caracterizan al deporte y que hay que trasladar a la sociedad: trabajo en equipo, esfuerzo, constancia, espíritu de superación, perseverancia y un punto de sana competitividad".

Así es, ha recordado, como el ciclista consiguió en 2008, antes de su accidente, el reto de unir en bicicleta los 12.822 kilómetros entre Zaragoza y Pekín y transmitir un sencillo mensaje: "los grandes logros requieren esfuerzo, y solamente se logra aquello que verdaderamente te propones".

La vocación olímpica de Madrid, según Villanueva, se ha puesto de manifiesto en la celebración de más 80 campeonatos y competiciones internacionales, y la recepción que brindaron ayer los madrileños a Selección Española de Fútbol, 'La Roja', es una muestra más de que "Madrid es un ciudad volcada en con el deporte", una imagen que "se ha proyectado al mundo y dice mucho de cómo los madrileños viven el éxito de los deportistas españoles".

El Ayuntamiento "no sólo respalda y valora las grandes gestas deportivas, también aquellos retos que, aún siendo más humildes, tienen también una enorme importancia a la hora de trasladar a la sociedad los valores del deporte", ha añadido Villanueva.

El proyecto de Ballesteros llevará el nombre de Madrid a lo largo de los 1.800 kilómetros y "potenciará la imagen de Madrid como una ciudad vibrante, activa y a la vanguardia del deporte".

Con su hazaña, Ballesteros ha dicho que pretende "mandar un mensaje de perseverancia y constancia a todas las personas que tengan una discapacidad", a las que llama a "unirse al pedal" bajo el lema "Pedalear para vencer la discapacidad", porque, pedaleando, la condición física "se convierte en un olvido".

"El deporte me ha infundido una serie de valores y me demostrado que querer es poder", ha destacado el ciclista aragonés, que quería llevar en su maillot el símbolo de la candidatura de Madrid 2020, pero esto no será posible hasta enero de 2013, según las normas del COI.

No obstante, Ballesteros se ha mostrado convencido de que, en su objetivo de "llevar el nombre de Madrid a todos los rincones", será la "publicidad indirecta la que va a llegar a más gente".

El ciclista Perico Delgado, que pedaleará con él mañana al inicio de la carrera, ha mostrado desde el principio todo su apoyo a la hazaña de Ballesteros al que considera un héroe: "los héroes anónimos superan todos los problemas, no como los públicos que nos hemos arrugado ante varias circunstancias".

Por su parte, el campeón Miguel Induráin le acompañará cuando pase por Navarra, e incluso pedalearán con Ballesteros ciclistas del equipo Movistar en la jornada de descanso del Tour de Francia en la ciudad de Pau el próximo 17 de julio.

Ballesteros ha adelantado que, tras culminar su nueva aventura, en la que algunas etapas superan los noventa kilómetros diarios, como la última que unirá Newhaven con Londres, le gustaría "plantearse el reto de competir en unos Juegos Paralímpicos a pesar de ser consciente de la dificultad" que tendrá para poder clasificarse.

Diego cuenta en su hazaña con el apoyo de un equipo de cinco personas que le animarán, le ayudarán en el pedaleo y se encargarán de que no sufra lesiones; además le acompaña una autocaravana adaptada que le permitirá que su vida en el camino sea lo mas llevadera posible.