Un proyecto de Cruz Roja ayuda a encontrar empleo a familias de parados

Paro (Archivo)

madrid

| 15.07.2015 - 12:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Cruz Roja está ayudando a hogares con todos los miembros parados para que al menos uno de ellos encuentre trabajo, un proyecto en el que participaron más de 700 familias y 1.500 personas de 20 provincias en 2014.

Según datos del INE citados por Cruz Roja en un comunicado, más de 1.700.000 hogares españoles tienen todos sus miembros activos en paro y más de 700.000 no tienen ningún ingreso.

"La crisis ha traído consigo un incremento de la precariedad y el desempleo -explica-, que afecta especialmente a los grupos más débiles, con menos recursos, menos formación y mayor inestabilidad laboral, teniendo en cuenta que muchos de los parados forman parte de la misma familia."

Cruz Roja trabaja con todos los componentes de la unidad familiar y analiza sus diferentes posibilidades de encontrar trabajo, tratando de implicar a todos los miembros en la mejora de la situación. También se tratan asuntos como corresponsabilidad en las tareas del hogar o pautas para mejorar la economía doméstica.

El proyecto En familia se financia con fondos propios de Cruz Roja, la colaboración de empresas, del Fondo Social Europeo y, en 2015, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Además, a través de otros recursos de Cruz Roja, las familias reciben ayudas que les permiten afrontar los gastos básicos del hogar mientras mejoran sus posibilidades de empleo.

Con el Plan de Empleo de Cruz Roja, una de cada tres personas ha mejorado sus competencias profesionales y, por lo tanto, las posibilidades de acceder a un empleo.

A través del Programa Operativo Lucha contra la Discriminación, más de 126.000 personas han mejorado estas posibilidades laborales, gracias a proyectos financiados por el Fondo Social Europeo. Cerca de 43.500 accedieron a un trabajo, con una tasa de inserción del 39%.