Un policía de paisano salva a una embarazada y a su hija en la M-40

Sufrieron un aparatoso accidente en el que se vieron implicados cuatro vehículos en el kilómetro 19 de la M-40

"Es la primera vez que, tras una intervención, he tenido a un niño"

madrid

| 08.12.2010 - 11:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un policía municipal de la Unidad Central de Seguridad de Madrid que se encontraba fuera de servicio ha rescatado este mediodía a una mujer en avanzado estado de gestación, a su hija de tres años y a una amiga tras sufrir un aparatoso accidente en el que se vieron implicados cuatro vehículos en el kilómetro 19 de la M-40, a la altura de Mercamadrid.

Debido al golpe, la embarazada tuvo que ser intervenida de urgencia en el Hospital 12 de Octubre, donde se le realizó una cesárea al correr riesgo el bebé. "Es la primera vez que, tras una intervención, he tenido un niño", ha afirmado el policía Faustino Domínguez Villa tras su heroica acción.

Domínguez Villa, que se dirigía a la Unidad del distrito de Barajas donde trabaja, se ha topado a las 11.50 horas a la altura del kilómetro 19 del anillo exterior de la M-40 con un aparatoso accidente al chocar un vehículo que iba en el sentido contrario con la mediana, que estaba formada por un muro de hormigón, e invadir el carril izquierdo, por el que él conducía.

Acto seguido, el agente ha parado su vehículo y ha solicitado ayuda de otros conductores que circulaban por la vía. Tras observar que una niña se encontraba en la parte trasera, el policía se ha introducido en el vehículo por la ventana de atrás, logrando rescatar a la pequeña que no paraba de llorar y patalear.

"La niña se ha agarrado a mi y me decía: 'no me dejes'. Luego el resto de personas se han hecho cargo de ella", ha relatado el agente, quien inmediatamente después se ha vuelto a introducir por una de las puertas del coche para rescatar a una mujer, de siete meses embarazada.

"La madre tenía el cinturón que le rodeaba el cuello y le impedía respirar. He solicitado que alguien me diera un cuchillo o una navaja, dándome un a persona unas tijeras de manicura", ha narrado.

Tras auxiliar a la madre, el hombre ha rescatado a una tercera persona de 28 años. Además, ha contado que algunas personas han pensado que él mismo era una víctima, ya que tenía el rostro y la ropa cubierta de sangre.

Mientras se producía el rescate, la Guardia Civil se ha personado en el lugar del siniestro y ha paralizado el tráfico. Momentos después, se han presentado los bomberos y el Samur, que ha trasladado a las víctimas al Hospital 12 de Octubre. A la mujer se le ha practicado una cesárea de emergencia, puesto que el fuerte golpe le había desprendido la placenta.

Tras ser trasladado, el agente ha acudido al hospital para conocer el estado de las víctimas, encontrándose que la madre había sido madre de un bebé de 1,2 kilos y de nombre Fernando. A su llegada, el recién nacido se encontraba entubado en neonatos en la Unidad de Cuidados Intensivos.

"HE SIDO TÍO"

Además de auxiliar a las víctimas del accidente, Faustino Domínguez Villa se ha acercado al Hospital 12 de Octubre para conocer el estado de las heridas y se ha encontrado con "la sorpresa" de que a la embarazada, Lian, se le había practicado una cesárea de urgencia ante el peligro que corría el bebé por desplazamiento de la placenta tras el impacto.

"Es la primera vez que, tras una intervención, he tenido a un niño", ha manifestado Domínguez Villa, quien en sus 26 años de pertenencia al Cuerpo de Policía Municipal nunca había vivido en primera persona una expediente similar. "Estuve en dos atentados, pero no los llegué a ver", ha indicado.

"Al llegar a la unidad, mis compañeros han bromeado con que les tengo que pagar un café por haber sido tío", ha indicado con los ojos llorosos y visiblemente emocionado.