Un millar de cenas navideñas a domicilio para ancianos y enfermos de sida

madrid

| 19.12.2013 - 17:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En una época del año en que en los comedores sociales están abarrotados, una empresa ha organizado un servicio solidario de 1.200 cenas especiales a domicilio, para que personas en riesgo de exclusión, ancianos y enfermos de sida de Madrid tengan una cena digna como regalo de Navidad. Fruto de esta iniciativa se distribuirán 1.200 cenas entre colectivos necesitados en las fechas más señaladas: los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 5 de enero.

Una entidad social que ayuda a enfermos de sida recibirá 220 cenas y otra que trabaja con personas mayores en situación de negligencia, especial necesidad, riesgo de exclusión social y aislamiento, 160 menús.

También se beneficiarán de esta muestra de altruismo y solidaridad aquellos que carecen de familiares o de compañía para pasar las fiestas.

La delegada del área de Familia, Servicios Sociales y Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Madrid, Dolores Navarro, ha presentado hoy esta iniciativa de la empresa Ucalsa, en la que ha colaborado el Consistorio.

Mientras Ucalsa se ha encargado de la producción y distribución de los alimentos, el Ayuntamiento de Madrid ha aportado la información de las bases de datos sobre personas en una difícil situación económica y en riesgo de exclusión social.

El sistema de preparación y conservación de la comida es una de las claves de este proyecto solidario, además de la comodidad de acercarla al domicilio de los interesados.

En concreto, la comida va envasada al vacío individualmente y tiene una vida útil de 20 días, por lo que se facilita la conservación y la distribución de los alimentos.

Las personas que disfruten de la cena de Nochebuena de esta empresa podrán degustar una crema de langostinos, un cordero con patatas asadas y un surtido de dulces tradicionales de Navidad.

"¡Hemos acabado con todo el cordero de La Mancha!", bromea la directora del área de servicios sociosanitarios de Ucalsa, Rebeca Pérez.

Un "idea fantástica" que merece la pena, sobre todo en época de crisis, ha admitido Pérez.

La directora ha destacado el "enorme" esfuerzo económico que supone tal cantidad de platos preparados.

Para la noche de Reyes, Ucalsa felicitará las fiestas a los colectivos en vulnerables con una crema de calabaza y una carrillada de carne con compota de manzana.

Pero también habrá espacio para una sopa de marisco, que recibirán lo más necesitados en sus hogares, por Nochevieja.

"Son menús especiales que no damos durante el resto del año", explica Pérez, tras recalcar que el servicio es únicamente a domicilio.

En definitiva, el proyecto se mete en los domicilios de personas en riesgo de exclusión social y, con el altruismo y la solidaridad como bandera, proporciona una cena "más que digna", según Navarro, a aquellos que tanto necesitan que su vida sea un poco más feliz.