Un juzgado investiga la muerte de una anciana en la Residencia de Alcorcón

Familiares denuncian falta de seguimiento médico

La Comunidad dice que se prestó la atención "que había que ofrecer"

Residencia de ancianos de Alcorcón (Imagen de Google Maps)

madrid

| 08.08.2017 - 13:39 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado de Instrucción número 7 de Alcorcón ha admitido a trámite una denuncia presentada por los familiares de una residente de la Residencia de Mayores de Alcorcón, Francisca Bernal, de 93 años, que falleció el pasado febrero tras una enfermedad de la que "no se hizo un adecuado seguimiento".

Según la denuncia, esto último sumado a "mala praxis de algunos profesionales", es lo que ha llevado a uno de sus hijos, Pedro Carballo, a llevar a los juzgados el caso de su madre, que residía en el mismo centro público en el que, dos meses antes, fue denunciada la muerte de un hombre de 82 años, que también está siendo investigado judicialmente.

Carballo ha asegurado a Efe que durante el año y medio que estuvo su madre en la Residencia de Alcorcón, perteneciente a la Comunidad de Madrid, "ningún especialista hizo seguimiento alguno" de una enfermedad que ya le habían diagnosticado a su madre, un cáncer de colon, en la anterior residencia en la que estuvo, en Orcasitas.

Desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia se ha alegado en varias ocasiones que "la atención prestada y el seguimiento realizado con esta residente fueron adecuados en todo momento", aunque según Carballo, quien visitaba diariamente a su madre, los hechos sucedidos con su madre desmienten estas afirmaciones.

"Mi madre llevaba casi ocho años en la residencia de Orcasitas, donde cada cuatro meses un especialista realizaba un seguimiento de una aparente neoplasia de colon", afirma su hijo, quien señala que se vieron "obligados" a abandonar dicho centro, ya que "la normativa de seguridad para personas con discapacidad lo exigía".

NO SE REALIZÓ UN SEGUIMIENTO EXHAUSTIVO

Francisca Bernal llegó a la Residencia de Alcorcón en julio de 2015 y, desde entonces, la dirección del centro "se había negado a realizar el mismo seguimiento periódico de la enfermedad al que venía siendo sometida en la anterior residencia", hasta que a principios de febrero de 2017, los dolores abdominales aumentaron.

Según Carballo, el sábado 11 de febrero, en una visita junto a su hija, que es enfermera, exigen a una de las trabajadoras que avise a urgencias -ya que durante el fin de semana no hay médicos en el centro-, ante el "cuadro subagudo de dolor y distensión abdominal" que presentaba Bernal, algo a lo que la enfermera se resiste.

Según adelanta hoy 'eldiario.es', en el escrito de denuncia la familia detalla cómo, en la llamada al 112, la trabajadora de la residencia insiste en que ella "no considera necesario que haya que llamar para esto y que los servicios de emergencias no están para esto, pero la nieta se empeña".

PEDRO CARBALLO: "MI MADRE LLEGA AL HOSPITAL VOMITANDO HECES POR LA BOCA POR LA OBSTRUCCIÓN INTESTINAL"

Finalmente, ante la insistencia de hijo y nieta, Francisca Bernal es trasladada al Hospital Fundación de Alcorcón, donde se le diagnostica "una obstrucción intestinal secundaria" y donde es operada de urgencia, falleciendo en el hospital cuatro días después de la operación "a vida o muerte".

"Mi madre llega al hospital vomitando heces por la boca de la obstrucción intestinal que sufría", relata a Efe Carballo, quien añade que el médico no le dio demasiadas esperanzas de que su madre saliera con vida de la operación, pero que, en caso de que no la operaran, también era previsible su muerte.

Además de este episodio, la familia asegura que el equipo sanitario de la Residencia desoyó un informe médico emitido por un especialista digestivo del Hospital 12 de octubre, donde advertían que si el dolor abdominal "no cedía con analgesia", sugerían a la paciente que acudiese "a urgencias con este informe".

"ESTÁN PONIENDO EN RIESGO A NUESTROS FAMILIARES"

Carballo forma parte de la Plataforma de familiares de la Residencia de Mayores de Alcorcón, quienes llevan meses denunciando la "falta de personal" y las "deficientes instalaciones" del centro, y que recientemente vienen reclamando "la pésima climatización del centro en verano".

"Están poniendo en riesgo la salud de nuestros familiares", insiste otro de los portavoces de la plataforma, Luis de Miguel, quien, a pesar de las acusaciones de "mala praxis" en la muerte de dos residentes en el último año, ya no sabe qué hacer para que atiendan sus reclamaciones y hagan cambios en la Residencia.

LA COMUNIDAD DICE QUE SE PRESTO LA ATENCION QUE HABIA QUE OFRECER

Por su parte, el consejero de Presidencia y Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Angel Garrido, ha afirmado este martes que la investigación médica sobre la mujer de 93 años fallecida en la residencia de Alcorcón revela que se prestó la atención que había que ofrecer". "No ha habido nada extraño en el fallecimiento de esta persona", ha aseverado.

Garrido ha admitido que "desgraciadamente" se ha producido el fallecimiento de una mujer de 93 años en una residencia de Alcorcón, pero ha indicado que su estado de salud era "muy complicado".

También se ha referido a la información de la 'Cadena Ser', que recoge el testimonio de una enfermera de la residencia de Arganda del Rey, en la que falleció otra anciana en el mes de mayo, que ha denunciado ante el juzgado que la noche del 4 de agosto trabajó toda la noche apoyada por ocho auxiliares.

A este respecto, Garrido ha mostrado "máximo respeto" a la decisión de este trabajador si considera que no se está cumpliendo la norma vigente, pero ha añadido que sí la cumplen.

Así, ha asegurado que en la Comunidad de Madrid mantienen las ratios establecidas por el Consejo Interterritorial y dentro de la actuación que se exige legalmente están "muy por encima".

El popular ha señalado también que a veces hay accidentes y hay que investigar las causas y tomar medidas para que se pueda mejorar, pero ha defendido que se están cumpliendo las ratios del horario nocturno.