Un juez pide a la Policía investigar responsabilidades en el suicidio de la menor

El presunto acosador de la menor fue detenido y cambió de instituto

El AMPA denunció a Educación los graves incidentes que se sucedían

La jefa de estudios declara que no comunicó por escrito el caso de acoso

La pena por inducir al suicidio por acoso escolar oscila entre 4 y 8 años

madrid

| 26.05.2015 - 10:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Juzgado de Instrucción número 36 de Madrid ha solicitado a la Policía que le remita toda la documentación del caso de la menor que se arrojo desde un sexto piso tras recibir mensajes amenazantes de alumnos del Instituto de Educación Secundaria (IES) Ciudad de Jaén de Usera, según han informado fuentes jurídicas.

El magistrado está investigando posibles responsabilidades de adultos en el caso dentro de las pesquisas judiciales abiertas. De forma paralela, la Fiscalía del Menor lleva lo relativo a la investigación que implica a menores de edad como el del chico presuntamente autor de las mensajes amenazantes.

Fuentes jurídicas han señalado que el chico fue detenido un día después del fatal desenlace. En el caso de los menores, se le realiza una exploración. Ayer mismo, los padres de la niña comparecieron ante el juez instructor en una audiencia en la que se les propuso ejercer acciones legales. Los padres habían denunciado hace un mes que su hija, de 16 años y con una discapacidad, sufría acoso escolar.

El director del Instituto de Educación Secundaria (IES), Luis Carlos Pérez, que ayer fue apartado por la Consejería de Educación, aseguró en un comunicado que el centro tiene "la conciencia tranquila, pues se "volcó" con la menor e intentó resolver todos los problemas que se detectaron.

"El centro se ha volcado en esta alumna, se ha atendido a su diversidad, y se ha estado atento a resolver todos los problemas que la han surgido, se han detectado y se han puesto todas las medidas posibles para resolverlos", manifestó.

Por el contrario, la jefa de estudios del instituto Ciudad de Jaén, en el que estudiaba una alumna de 16 años que sufría acoso escolar y se suicidó el viernes, no se comunicó por escrito el caso de acoso ni a la dirección del Área Territorial ni al Servicio de Inspección Educativa de la DAT. Así lo ha reconocido esta tarde en su declaración ante el servicio de inspección de la Comunidad de Madrid que está llevando a cabo las diligencias previas encaminadas a esclarecer los hechos sucedidos en el instituto del barrio madrileño de Orcasitas, según han indicado a Efe fuentes de la Consejería de Educación.

La fuentes han añadido que, además, la jefa de estudios de este centro ha reconocido en su declaración que cuando la dirección del centro conoció los hechos, no se abrió expediente disciplinario al presunto acosador, aún teniendo constancia de la gravedad de sus actuaciones

EL PRESUNTO ACOSADOR FUE DETENIDO Y CAMBIÓ DE INSTITUTO

El menor que supuestamente acosó en un instituto madrileño a otra joven de 16 años que se suicidó el viernes fue detenido ese mismo día y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores, tras lo que quedó en libertad y fue trasladado de centro educativo, según fuentes policiales y jurídicas.

La menor se arrojó desde el sexto piso de su vivienda del distrito de Usera de la capital a las nueve de la mañana del pasado viernes, tras enviar mensajes a sus amigos diciendo que no quería vivir más debido al acoso que sufría.

Pocos días antes, la joven y sus padres habían ido a la Comisaría de la Policía de Usera a ampliar la denuncia que habían puesto un mes antes por acoso, ya que éste continuaba, según confirmó ayer la Jefatura Superior de Policía.

Hoy la Policía y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) han informado de que el presunto acosador fue arrestado el mismo viernes y puesto a disposición de la Fiscalía de Menores, que le dejó en libertad según fuentes de la investigación.

El caso lo investiga el Juzgado de Instrucción 36 de Madrid, que ayer tomó declaración a los padres de la menor fallecida y les ofreció ejercer las acciones que consideren oportunas a través de este órgano.

Por su parte, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha informado de que el presunto acosador sigue a día de hoy escolarizado, pero en un centro público de la Comunidad diferente al instituto Ciudad de Jaén, en el que estudiaban él y la joven fallecida. Fuentes de la Consejería han precisado que este traslado de centro se hizo "inmediatamente" tras tener conocimiento del suceso.

EL AMPA DENUNCIÓ A EDUCACIÓN LOS GRAVES INCIDENTES QUE SE SUCEDÍAN

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del IES Ciudad de Jaén de Madrid, en el que estudiaba la joven que se suicidó el pasado viernes tras sufrir acoso escolar, había denunciado al Área de Educación de Madrid-Capital de la Comunidad los graves incidentes que se sucedían en el centro.

En el escrito, fechado el pasado 16 de mayo y dirigido a la directora de este área de la Consejería de Educación, María Belén Aldea Llorente, el AMPA expone la "preocupación" que siente "por la seguridad" de los alumnos y del personal docente y administrativo del instituto.

Le explican que, "como padres", han pasado de "la preocupación al miedo" por las "continuas amenazas e insultos a los profesores" y por los comportamientos indisciplinados "reiterativos" que desembocaron en "incidentes gravísimos" el 20 de febrero y el 11 de marzo de este año, poniendo "en serio peligro" a los escolares.

Relatan cómo el 11 de marzo se desencadenó en una clase una pelea entre tres alumnos "con lanzamiento de objetos, patadas, puñetazos, gritos, insultos y persecuciones por los pasillos (...) teniendo que personarse la policía y el SAMUR".

El AMPA subraya en su escrito -firmado por la presidenta- la "perplejidad" y "la más absoluta indignación" que le produce la "soberana indiferencia" que muestra la responsable de la Consejería de Educación ante hechos que califican de muy graves.

"Hemos denunciado la situación en reiteradas ocasiones, la alta concentración de alumnos conflictivos unido a la escasez de recursos genera situaciones de riesgo continuas", expone el AMPA en la carta, en la que advierte de que "raro es el día que no haya amenazas (recientemente con llevar ballestas) a profesores y alumnos, faltas de disciplina y altercados".

Subrayan, además, su temor a que "quizás de los próximos incidentes nos enteremos todos por los informativos de los medios de comunicación". El AMPA denuncia en la misiva que están "hartos de palabras, promesas y compromisos incumplidos", como el que les hizo el viceconsejero de Educación el 16 de diciembre de 2014 de que "no entraría ni un solo alumno más en el centro en lo que quedaba de curso".

Pese a este compromiso, el IES incorporó a tres o cuatro alumnos, "algunos con dificultades motóricas o necesidades educativas especiales (uno de ellos en una clase donde ya había tres ACNESS)", lo que suponía "más hacinamiento y menor atención para todos".

LA PENA POR INDUCIR AL SUICIDIO POR ACOSO ESCOLAR OSCILA ENTRE 4 Y 8 AÑOS

La pena por inducir al suicidio a través del acoso escolar oscila entre los cuatro y los ocho años de privación de libertad, tal y como lo recoge la guía y protocolo de actuación ante este tipo de situaciones en los centros escolares de la Comunidad de Madrid.

El concepto de acoso escolar es muy amplio y puede comprender desde la simple falta a la comisión de delitos tipificados en el Código Penal como aquellos que atentan contra la integridad moral, la inducción al suicidio o los que ocasionan lesiones, daño a la vida, integridad física, salud, libertad sexual o bienes de la víctima.