Un juez de Madrid anula una multa a un conductor por haberse saltado un semáforo en rojo

Entiende que los fotogramas de las cámaras de tráfico no tienen garantía de veracidad

Además establece que la duración de la fase en ámbar del semáforo es escasa

madrid

| 23.06.2014 - 20:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Una sentencia de un juzgado de Madrid ha anulado una sanción de 200 euros y la detracción de cuatro puntos que el Ayuntamiento de Madrid impuso a un automovilista por rebasar un semáforo en rojo en la avenida de los Poblados, al entender que las fotografías en que se basa la denuncia carecen de veracidad.

La sentencia del juzgado de lo contencioso-administrativo número 5 de Madrid -del 5 de junio- señala que los fotogramas que acompañan al expediente administrativo no permiten acreditar la infracción puesto que "no gozan de suficiente garantía de veracidad ya que no hay constancia de que las imágenes hayan sido captadas y manipuladas por funcionario policial alguno".

El juzgado anula la sanción impuesta y condena al Consistorio al pago de las costas judiciales -hasta 360 euros-, y apunta además que en la fotografía aportada "no es factible comprobar" si la matrícula se corresponde con el vehículo que supuestamente rebasó el semáforo en rojo, según consta en la sentencia.

El juez menciona otra resolución en la que se ponen de manifiesto las "irregularidades e inseguridades para los ciudadanos que se aprecian en el sistema de captación de imágenes".

AUTOMOVILISTAS ASOCIACIADOS: FALTA DE GARANTÍAS DEL SISTEMA DE FOTO-ROJO

La organización de defensa de los conductores Automovilistas Europeos Asociados (AEA) asegura que esta nueva resolución judicial se suma al "rosario de sentencias" dictadas por distintos juzgados de Madrid y, añade, pone en evidencia la falta de garantías del sistema del Ayuntamiento para captar supuestas infracciones por rebasar semáforos en rojo en 26 intersecciones de la capital.

Según esta asociación, hay varios motivos por los que se anulan las sanciones: en unos casos las fotografías ofrecen "serias dudas acerca de que realmente se rebasen en rojo los semáforos", en otros los aparatos no se han sometido al preceptivo control, y en otras ocasiones la fotografía capta una imagen sesgada de la vía y da la impresión de que la infracción es inexistente.

Asimismo, la asociación apunta que otros jueces han planteado que la duración de la fase en ámbar del semáforo no permite frenar con seguridad y que esta última resolución dice que no se puede comprobar si la matrícula que aparece en la fotografía es la del vehículo denunciado.

Desde AEA reclaman a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que ordene la revisión del sistema y que no utilice las multas como un instrumento de recaudación, según consta en el comunicado de la asociación.