El Leroy Merlin de Majadahonda destruido por un incendio tardará un año en reconstruirse

Costará más de 20 millones y los trabajadores se reubicarán en otros centros

Valcarce ha hablado personalmente con Granados para asegurar la coordinación en el esclarecimiento del incendio

madrid

| 18.01.2011 - 08:43 h
REDACCIÓN

La reconstrucción de la tienda de Leroy Merlín costará entre 20 y 25 millones de euros y tardará entre un año y año y medio, ha dicho una portavoz de la empresa, que ha asegurado que esa es ahora su "máxima prioridad". "Queremos reconstruir lo antes posible. En cuanto se limpie la zona, nos pondremos en marcha. Si pudiéramos, empezaríamos mañana mismo. Es nuestra prioridad número uno", ha indicado. La tienda destruida anoche por un incendio, estaba situada en el polígono El Carralero de Majadahonda y ocupaba una superficie de 6.000 metros cuadrados y en ella trabajaban 150 personas.

La empresa ha asegurado que los trabajadores están siendo reubicados en otros centros del Grupo Adeo -el primer grupo francés en el mercado internacional del bricolaje y el segundo en el ránking europeo-, al que pertenecen las grandes superficies Leroy Merlín.

Con sus 6.000 metros cuadrados, la de Majadahonda era de las de menor tamaño, puesto que la extensión de estos establecimientos va de los 6.000 a los 19.000 metros cuadrados. Su implantación en el polígono El Carralero data de 2003, cuando sustituyó a la tienda de mediana superficie del mismo grupo Akí.

Según la empresa, el establecimiento arrasado anoche por las llamas había pasado hace pocos meses una auditoría anti-incendios.

GRANADOS ANUNCIA LA APERTURA DE UNA INVESTIGACIÓN QUE ACLARE LAS CAUSAS DEL INCENDIO

El consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, ha asegurado este martes en Torrejón de Ardoz que en los próximos días se abrirá una investigación para determinar las causas del incendio que esta madrugada ha arrasado un centro de la empresa Leroy Merlin ubicado en Majadahonda y que, ha afirmado Granados, "todavía se desconocen".

Granados ha alabado "el magnífico trabajo de los bomberos" que continúan trabajando en el desescombro después de que controlaran el fuego durante la noche. "Hemos tenido 15 dotaciones trabajando allí toda la noche porque el incendio se propagó muy rápidamente a causa de que los materiales que había allí eran prácticamente combustible, con pinturas, maderas, disolventes, y prácticamente cuando llegaron los bomberos el techo ya había colapsado y se habían hundido las paredes y no había posibilidad de salvar prácticamente nada", ha asegurado Granados.