Un hombre de 57 años apuñalado en Puente de Vallecas

Ha sido trasladado al Hospital Gregorio Marañon con pronóstico reservado

La mujer trasladada por los servicios de emergencia (Archivo)

madrid

| 11.02.2014 - 11:03 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El SUMMA ha trasladado este martes al Hospital Gregorio Marañón con pronóstico reservado a un hombre de 57 años con heridas de arma blanca en una pierna, según ha informado un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112.

La llamada al servicio de Emergencias ha entrado a las 7:15 horas, cuando los efectivos se han trasladado hasta el número 59 de la calle Esteban Carros, en el distrito de Puente de Vallecas, donde se han encontrado al hombre apuñalado en la pierna, con un politraumatismo y policontusionado.

En una UVI Móvil ha sido trasladado hasta el Gregorio Marañón, con pronóstico reservado.

Se encarga de la investigación de lo ocurrido la Policía Nacional, que de momento, no ha detenido a nadie por lo ocurrido. Un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha explicado que en un principio el SUMMA se ha puesto en contacto con ellos tras la llamada de una mujer de 63 años que afirmaba encontrarse tirada en el suelo.

Al llegar se han encontrado con este hombre en la calle sangrando a las puertas de su domicilio en estado inconsciente, mientras que la mujer, que supuestamente había llamado, se encontraba en perfecto estado. Los vecinos han explicado que aunque no han oído ninguna pelea, han llamado al 112 al encontrarse al hombre tirado.

Una vez que ha recuperado la consciencia, el hombre ha explicado que ha sido abordado por otro cuando salía de su casa y que en el forcejeo, le han apuñalado en la pierna.

La Policía cree que la agresión que sufrió este hombre, se debió a un robo con violencia, aunque continúa investigando el suceso y buscando a los presuntos autores, han explicado fuentes policiales.

Dentro de su casa, en la que se encontró un jarrón roto y restos de sangre, había una mujer de 63 años que no ha resultado herida.