Un empresario de Gaztambide protesta en Cibeles contra la Zona de Protección Acústica Especial

Dice que la "desesperación" le ha llevado a tomar esta decisión de comenzar su huelga de hambre delante del Palacio de Cibeles

Se trata del dueño de la sala de fiestas Copérnico, en la calle Fernández de los Ríos

Sostiene que la decisión municipal reducirá "en un 40 o un 50%" sus ganancias, lo que le obligará a recortar la plantilla

madrid

| 23.06.2017 - 13:19 h
REDACCIÓN

Un empresario y autónomo de Gaztambide llamado Pedro Jiménez ha iniciado una huelga de hambre como protesta contra la decisión del Ayuntamiento de Madrid de declarar este barrio Zona de Protección Acústica Especial (ZPAE), lo que implicará que los locales de ocio cierren antes.

La Plataforma por el Ocio de Madrid alega en un comunicado que la medida pone en peligro "130 pymes y 1.000 puestos de trabajo" y "radicaliza" la "peor ZPAE de Ana Botella". Pedro Jiménez ha explicado a Efe que la "desesperación" le ha llevado a tomar esta decisión de comenzar su huelga de hambre delante del Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento.

El empresario, dueño desde "hace veinte años" de la sala de fiestas Copérnico, en la calle Fernández de los Ríos, estará diariamente a las puertas de la sede del Ayuntamiento hasta las 22, cuando se irá para atender su negocio, sin ingerir alimentos.

Su protesta concluirá el próximo miércoles, cuando está previsto que el Pleno municipal apruebe definitivamente la ZPAE tras el dictamen favorable emitido ayer por la comisión municipal de Medio Ambiente y Movilidad. Jiménez calcula que esta decisión reducirá "en un 40 o un 50 por ciento" sus ganancias, lo que le obligará a recortar la plantilla, a "bajar precios" y, en consecuencia, a "bajar la calidad".

Además, cree que la medida "va a empeorar la contaminación acústica" porque muchos locales de ocio adelantarán su hora de cierre de las 6 a las 5 de la madrugada y la gente que tenga que esperar a que abra el Metro para volver a casa irá "a los establecimientos con licencia de 24 horas" o "a beber en la calle". "El barrio se va a ir muriendo, que es lo que pretenden", ha lamentado.

Por su parte, los hosteleros de este área dicen sentirse "engañados" por el Gobierno municipal de Manuela Carmena y "sus falsas promesas de participación y proximidad a la ciudadanía".

El portavoz de la Plataforma por el Ocio, Vicente Pizcueta, ha declarado a Efe que no entiende que "los mismos miembros del Consistorio que hace unos años estaban en nuestras protestas" apoyen ahora una ZPAE "más restrictiva" que la propuesta en su día por el Gobierno municipal de Ana Botella.

"Resulta inconcebible que por culpa del ruido del botellón, que además arruina económicamente a las empresas, se pretenda recortar los horarios de actividad provocando su ruina", alega esta asociación en su comunicado.

La Plataforma por el Ocio subraya que esto representa el comienzo de una "campaña de protesta" que busca "parar la tramitación a la ZPAE" y así "dar una oportunidad al Plan de Choque elaborado conjuntamente por los vecinos y los hosteleros en el marco de la Mesa del Ocio".

Esta ZPAE actuará en las calles Donoso Cortés, Fernández de los Ríos, Fernando el Católico, Meléndez Valdés, Rodríguez San Pedro, Isaac Peral, Arcipreste de Hita, Hilarión Eslava, Gaztambide, Andrés Mellado y Guzmán el Bueno. En las áreas catalogadas como de 'alta' o 'media' contaminación acústica no se permitirá la apertura de nuevos locales y se reducirá el horario de cierre en una o media hora, respectivamente.