Un detenido por abusos sexuales fallece tras arrojarse al vacío durante un registro a su vivienda

Arrestado por los delitos de abuso sexual, corrupción de menores y tráfico de drogas

Policía Nacional

madrid

| 23.04.2013 - 20:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Un detenido acusado de abusos sexuales y corrupción de menores falleciór tras arrojarse por un balcón de la cocina de la vivienda durante el transcurso de un registro en su domicilio de Hortaleza, según ha detallado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

El citado portavoz ha explicado que funcionarios del Grupo III de la Brigada Provincial de Policía Judicial procedieron a la detención de Jesús Juan M.A por presunto delito de abusos sexuales y corrupción de menores y delito contra la salud pública.

Concretamente, sobre las 11.30 horas y con expresa autorización del detenido, un letrado, dos testigos y seis funcionarios policiales iniciaron un registro en el domicilio del arrestado, situado en la calle Santa Adela, a fin de localizar material pornográfico infantil, sustancias estupefacientes y cualquier otro efecto de interés para la investigación policial.

NORMALIDAD EN EL REGISTRO

El registro se estaba realizando con total normalidad cuando se procedió, a requerimiento del letrado del detenido, a quitarle los grilletes dado que en la vivienda se encontraba un perro de grandes dimensiones. A fin de calmar al animal, se consideró una medida oportuna.

Sobre las 13.25 horas y encontrándose todos los presentes en el salón del domicilio, el detenido se levantó de la silla en la que estaba aludiendo que iba a beber agua, un hecho que se produjo en dos ocasiones anteriormente.

Así, el arrestado se dirigió a la cocina seguido inmediatamente por dos funcionarios e instantes después con un "súbito e inopinado" movimiento se dirigió hacia un balcón situado en la cocina y "con gran destreza y velocidad" se arrojó por dicho balcón precipitándose desde el quinto piso del inmueble, hecho que no pudo ser impedido por los funcionarios que le acompañaban.

Acto seguido, los agentes policiales corrieron a la planta baja donde el hombre se encontraba inmóvil y sin constantes vitales, solicitando rápidamente la asistencia sanitaria de los servicios de emergencia, que certificaron posteriormente el fallecimiento. Posteriormente, se personó al lugar una juez titular del Juzgado de Guardia.