ULEG aceptará la Alcaldía de Leganés durante 100 días si PSOE e IU apoyan su candidatura

Si es elegido alcalde que se investigue el Ayuntamiento y la gestión de su antecesor

madrid

| 02.06.2011 - Actualizado: 14:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz y candidato de Unión por Leganés (ULEG) a la alcalde de la localidad, Carlos Delgado, ha anunciado este jueves que, en el caso de que PSOE e IU apoyen su candidatura el día de la investidura, aceptará la Alcaldía y gobernará durante cien días para intentar sacar adelante 14 puntos de su programa político que incluye investigar la gestión económica del anterior Gobierno municipal.

Delgado ha anunciado que tras los cien días, en una segunda sesión de investidura, se abstendría para que la lista más votada en las pasadas elecciones del 22 de mayo, la del PP, pueda gobernar en minoría.

En rueda de prensa, Delgado ha asegurado que, el mismo día de la investidura, si es elegido alcalde, pedirá a la sección de Delitos Económicos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil que investigue el Ayuntamiento y que mire "hasta el último rincón y dependencias, en especial el despacho" del alcalde en funciones, Rafael Gómez Montoya (PSOE), "donde Carlos Delgado no entrará hasta que esté totalmente 'limpio'", según ha precisado. "El sábado que me invistan, haré la correspondiente llamada", ha anticipado.

De igual forma, el edil independiente ha anunciado que, si es investido regidor, se "personará" en el juzgado para "reactivar" el caso por el que se investiga una presunta malversación de fondos públicos en las elecciones de 2007, cuando presuntamente se abonaron inserciones de publicidad del candidato del PSOE y actual alcalde durante la precampaña electoral de hace cuatro años a través de empresas contratistas del Ayuntamiento.

Delgado ha asegurado que su primera medida como alcalde será "investigar la posible corrupción" en el Ayuntamiento leganense y ordenar la puesta en marcha de una auditoría en el Consistorio para investigar la "contratación de cuentas y contratos", así como "sacar a la luz el plan de saneamiento económico" que, a su entender, permanece "escondido".

Además, ha anticipado que, en caso de alcanzar la Alcaldía, frenará "todos los nombramientos y procesos de selección" de personal que están bajo sospecha y que pondrá fin a los "pelotazos y negocios especulativos". En este punto, ha aludido al posible desembolso de dinero municipal a una empresa privada para recuperar la gestión de la Plaza de Toros La Cubierta y a la venta de varias parcelas comerciales de titularidad municipal presuntamente por debajo de su precio de mercado.

En materia de gestión ha anunciado que se deshará del coche de Alcaldía por ser una "dispendio" y que reducirá al 50 por ciento los cargos de confianza de los partidos. Además, eliminará la revista municipal La Plaza y reducirá en un 75 por ciento el número de trabajadores en la Empresa Municipal de Comunicación (LEGACOM).

Por último, ha adelantado que pedirá una reunión a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, para que mirándole "a los ojos" le diga si las infraestructuras necesarias en Leganés --como centros de salud o escuelas infantiles--dependen de que "haya un alcalde del PP".

De igual forma, solicitará otra reunión con el ministro de Fomento, José Blanco, para que, de la misma forma, le confirme si el proyecto de soterramiento de la C-5 a su paso por la localidad está condicionado a que gobierne un alcalde socialista.

"En cien días hay tiempo suficiente para que Aguirre se reúna con el alcalde de una ciudad de 200.000 habitantes, y si el señor Blanco no tiene tiempo, después de venir varias veces a Leganés a abrazarse con el alcalde, que dé las explicaciones pertinentes", ha subrayado.

Las medidas anunciadas por Delgado intentan que PSOE e IU reconsideren su posicionamiento de darle el apoyo el día de la investidura para impedir un Gobierno del PP. ULEG se comprometió ante notario durante la campaña electoral a que los ediles independientes apoyarían su propia candidatura. Al reiterar este jueves su compromiso, sólo los apoyos de los ocho ediles del PSOE y los tres de IU a esta candidatura independiente impedirían un Gobierno de los 'populares'.

Delgado ha manifestado que le gustaría ser alcalde "por méritos propios", pero no por "atajos infames" y "maniobras" de otras formaciones que, a su entender, han perdido las elecciones. "No aceptamos que nadie nos diga lo que tenemos que hacer y no toleraremos presiones de ningún tipo, ni nos vamos a achicar ante las maniobras", ha precisado al respecto.

No obstante, ha señalado que si PSOE e IU le votan el día 11, gobernará para aplicar unas medidas que ha definido como "sensatas" y como "puntos que no responden a ninguna concepción ideológica, sino de honradez política".

Hasta entonces, el edil ha asegurado que su formación "escuchará a todos los partidos" políticos --ante el anuncio de PSOE e IU de iniciar negociaciones--, pero ha reiterado que ULEG "no pactará" con nadie.

Tras los cien días, Carlos Delgado ha asegurado que abandonaría la Alcaldía --propuesta que estaría dispuesto a firmar ante notario-- y que convocaría una segunda sesión de investidura. En esta convocatoria, ULEG se abstendría, lo que permitiría al PP, la lista más votada el pasado 22 de mayo, gobernar en minoría.