Treinta y cinco cooperativistas ocupan sus casas tras dos años sin recibir la licencia de ocupación

madrid

| 29.04.2015 - 14:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Se trata de un grupo de cooperativistas de Valdebebas que ya esta semana aprovecharon la conclusión de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento para denunciar que llevan cerca de dos años "en un limbo jurídico" puesto que aún no reciben licencia de ocupación para sus viviendas.

Se trata de representantes de 35 familias de la Cooperativa Residencial San Isidro que recalcan que aún no pueden entrar en sus viviendas al no poder recibir licencia de ocupación, dado que un particular ha recurrido ante la justicia ordinaria la concesión de licencia de obras de sus pisos, medida acordada de forma cautelar por un juzgado.

"Llevamos dos años sin poder entrar en nuestras viviendas", ha detallado varios de los representantes, que han tomado la palabra cuando ha terminado la sesión de la comisión, dado que no ha habido turno de ruegos.

Portaban diversos carteles con el lema 35 vecinos sin legalizar y han expuesto a los presentes su situación, denunciando que la situación en Valdebebas está legalizada a nivel genérico pero, en su caso, siguen sin poder entrar en sus casas.

La situación la ha generado, según sostienen, el recurso a la concesión de la licencia de obras otorgada por el Ayuntamiento para sus viviendas por parte de un particular, al que acusan de tener motivos "especulativos".

Están a la espera de que el juzgado que lleva el recurso resuelva el caso y creen que, mientras ello ocurre, existen diversas alternativas para poder encontrar una solución, aspecto que han reclamado con su intervención en la comisión de Urbanismo.

Por su parte, fuentes municipales han explicado que ha habido "muchas reuniones" con este grupo de personas para analizar su situación, generada por una particular al que han definido como "recurrente habitual".

Las mismas fuentes recalcan que el Consistorio está "atado de pies y manos" porque el juzgado ha decretado medidas cautelares contra la concesión de la licencia de obras. En este punto, recalcan que la solución pasa por el hecho de que el particular retire la denuncia o que el juzgado emita su fallo lo antes posible.