Torrejón vuelve a poner en marcha un plan preventivo anti-novatadas

Agentes a las puestas de los institutos evitan las gamberradas graves hacia los nuevos alumnos

madrid

| 12.09.2016 - 15:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Torrejón de Ardoz presenta una nueva edición de su plan anti-novatadas. Se trata de apostar agentes a las puertas de los centros hasta finales de mes, para evitar gamberradas entre compañeros y también el menudeo de drogas o el consumo de alcohol.

Este plan antinovatadas en los Institutos ha conseguido en los últimos años erradicar las gamberradas graves hacia los nuevos alumnos.

Así, un total de 18 policías locales que se dividen en 16 agentes, un cabo y un sargento componen el dispositivo que presta seguridad y vigilancia continua en el horario lectivo de los institutos con especial atención en los momentos de la entrada, salida de clase y el recreo.

La Policía Local de Torrejón lleva poniendo en marcha, desde hace ya unos años este Plan anti novatadas, que pretende evitar las bromas pesadas a los nuevos de cada curso. Y, según el Ayuntamiento, lo han conseguido, ya que “el año pasado no se registró ninguna novatada”.

En cada uno de los accesos de los siete institutos con los que cuenta la ciudad habrá una pareja de agentes asignados que prestaran seguridad y vigilancia continuada desde la entrada hasta la salida de los estudiantes, hasta el próximo día 20 de septiembre, coincidiendo con la presentación y los primeros días de clase de los institutos en los que se incorporan los nuevos alumnos con el objetivo de impedir cualquier tipo de novatada, gamberrada o acto vandálico que pudiera producirse.

VIGILANCIA ANTE EL MENUDEO DE DROGAS

Además, el dispositivo también está encaminado a evitar en las inmediaciones de los centros educativos el menudeo de droga y dotar de más seguridad a los escolares durante esos momentos, tal y como se hace durante todo el curso escolar. Asimismo, con la presencia policial también se pretende facilitar el correcto tránsito por las zonas peatonales con una adecuada regulación del tráfico en los momentos de mayor afluencia de peatones y vehículos en los centros educativos.

Con este dispositivo especial queremos tranquilizar tanto a los padres como a los nuevos alumnos que se incorporan y poner todas las medidas a nuestro alcance para que el inicio del curso escolar sea lo más tranquilo posible con la presencia de la unidades de la Policía de Barrio durante la entrada y salida de los escolares”, indicó el alcalde, Pedro Rollán.