Tomás Gomez pide cambio, primarias y responsabiliza a Zapatero de las derrotas electorales | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Tomás Gomez pide cambio, primarias y responsabiliza a Zapatero de las derrotas electorales

Comié regional de la PSM con la vista puesta en el Congreso Federal de febrero

"No se trata de hacer un nuevo socialismo, sino de hacer socialismo de nuevo", dice

madrid

| 18.12.2011 - Actualizado: 20:45 h
REDACCIÓN

El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha afirmado este domingo durante su intervención frente al Comité ordinario regional del partido que "la historia" ha dado a los socialista la "responsabilidad histórica de volver a levantar al PSOE" y ha señalado que "en tiempos de tribulaciones hay que mudar", apostando así por el debate de ideas frente al debate sobre nombres propios.

"El próximo Congreso Federal debe ser de ideas y no de personas. No es una afirmación retórica para evitar pronunciamientos a favor de cualquier posible candidato; se trata de mi más firme y sincera convicción", ha dicho Gómez.

Y es que, a su juicio, el congreso federal de febrero es "el más importante de las últimas décadas" por lo que "hablar de nombres, de cotas de poder" y tomarse esa cita política como "la llegada a la meta" lo convertiría en "una oportunidad perdida".

"Y haré todo lo que esté en mi mano para que el XXXVIII Congreso sea la línea de salida de una carrera que nos lleve a liderar un proyecto desde la izquierda para España y para Europa, y que nos reconcilie con la sociedad española. Ante esto, el debate de los nombres es tan pequeño que casi da verg~enza hablar de ello", ha considerado.

NUEVO PROYECTO

Así, Gómez ha apostado por que la nueva Ejecutiva salga de dicho congreso "con el mandato claro de abrir un periodo que haga del PSOE nuevamente un partido fuerte, moderno, preparado para volver a asumir en cualquier momento el Gobierno del país".

"Se trata de recuperar el discurso socialdemócrata consistente en promover una reforma del capitalismo al tiempo que defendemos la cohesión social y la lucha contra desigualdades", ha defendido, mencionando la necesidad de cambiar la fiscalidad para "acentuar" su progresividad y hacerla más "justa", luchando "decididamente" contra la evasión y el fraude fiscal.

Asimismo, hay que "cambiar el modelo de desarrollo haciendo hincapié en la inversión y la innovación, la educación y la modernización de las infraestructuras". "No creemos que la solución a nuestros problemas sea crear una sociedad de bajos salarios como orienta el PP sus políticas", ha añadido.

Además, ha apuntado que en el Congreso federal defenderá ideas como la elección directa de los secretarios generales por los militantes y la introducción de primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno, así como una "modernización" del partido para hacerlo más "atractivo" a los jóvenes.

Para ello es necesario mejorar las fórmulas de comunicación con simpatizantes y militantes a través de las nuevas tecnologías, así como combinar "formas de militancia territorial con otras sectoriales".

ANALISIS DE LA DERROTA ELECTORAL

Los socialistas también deben "analizar las causas" de un "tsunami" que se ha llevado por delante a prácticamente todos los que ocupaban cargos de gestión, y que Gómez ha situado en mayo de 2010, cuando el Gobierno central comenzó a adoptar medidas para tratar de frenar la crisis.

"Muchos de nuestros votantes no han entendido que no fuéramos capaces de poner en marcha medidas de reparto de la carga en la salida de la crisis. Tampoco se ha entendido que planteásemos medidas dictadas desde el pensamiento único y hegemónico de la derecha europea, ni que se produjese ese cambio de discurso con respecto no sólo a lo que decíamos en nuestro programa electoral, sino a nuestro discurso del primer momento de la crisis", ha resumido.

Ante eso, lo "primero es rectificar, reconocer lisa y llanamente que se aplicaron políticas equivocadas y alejadas de los principios" de la socialdemocracia, pero también hace falta "algo mucho más profundo que algunos llaman equivocadamente refundación o reiniciación del proyecto socialista".

"Creo que son términos exagerados y que no se trata de eso. Se trata, no de hacer un nuevo socialismo, sino de hacer socialismo de nuevo", ha matizado, recordando que el ciclo de la hegemonía política de las ideas de izquierdas "se ha agotado" y ahora hay "una hegemonía política de la derecha".

Una derecha "triunfante" que aplicará políticas "neoliberales" que ya han demostrado "que no sólo no sacan de la crisis sino que conducen a una crisis más profunda y producen en la sociedad una importante contestación social".

Así, ha apostado por el diálogo con el PP pero sin "confundir pactos de estado con pactos para seguir implantando políticas" que "no estimulan el crecimiento económico y además amenazan con destruir la cohesión social".

UNIFICAR EL VOTO DE IZQUIERDA

La tercera causa mencionada por Gómez en la debacle electoral socialista ha sido la "dispersión del voto de la izquierda" frente a la "clamorosa unificación del voto de la derecha en el PP".

Por eso, el secretario general del PSM ha apostado por "caminar hacia la unificación del espacio de la izquierda" con el PSOE como piedra de toque, al ser "la principal fuerza política de la izquierda".

"Necesitamos dialogar de igual a igual con otras formaciones políticas y sociales y con la ciudadanía de izquierdas. Porque lo que nos une es infinitamente mayor que lo que nos separa y porque sólo así podremos articular un discurso sólido y viable, una alternativa a la derecha", ha dicho.

SOCIALISMO INTERNACIONAL

Finalmente, Gómez ha lamentado la ausencia del socialismo internacional en la aportación de soluciones para salir de la crisis y ha recordado que España "resuelve sus problemas" en la Unión Europea, por lo que ha apostado por "dedicar muchos esfuerzos para construir una verdadera política común socialdemócrata".

También ha criticado la "deriva que está tomando el proceso de construcción europea", con una "hegemonía absoluta de las recetas conservadoras" que está llevando a un "reparto de la carga de la crisis" que "no es equitativo entre países" y que está "agravando el déficit democrático" con decisiones como la de colocar gobiernos técnicos en Italia y Grecia.

"Los líderes europeos a veces parece que, en lugar de construir Europa, trabajan para la destrucción de Europa, y de esta manera no iremos muy lejos", ha señalado.

Por eso, ha apostado por "tomar medidas para acabar con el capitalismo de casino que amenaza con arruinar" a toda la Unión Europea y que "ha desviado toda la responsabilidad (de la crisis) hacia los políticos al tiempo que se opone a cualquier iniciativa para regular su actividad", en la que Gómez ha residenciado el origen de la crisis.

"El desprestigio de la política se fundamenta en la impotencia ante los mercados financieros, que se han convertido en un ente misterioso que dicta a los países lo que tienen que hacer sin que los gobiernos puedan hacer otra cosa que asumir unos ajustes cada vez más duros para las clases medias y los trabajadores. Recuperar un discurso socialdemócrata consiste en promover esa reforma del sistema del capital financiero y proclamar la prevalencia de la democracia frente a la economía", ha insistido.

Así, ha pedido forjar un "nuevo pacto con el capitalismo productivo frente al gran enemigo que se llama capitalismo financiero" e introducir una "regulación estricta" contra la especulación de los mercados financieros, especialmente en lo relativo a los alimentos y materias primas.

Asimismo, ha defendido recuperar la banca pública en España y en Europa, introducir una "estricta regulación" para "embridar" a los mercados financieros, y acabar con los paraísos fiscales.

"Necesitamos un nuevo proyecto de partido que oriente nuestra acción política en los próximos años. Este proyecto hay que elaborarlo con la participación de todos. Nada debe darse por descontado: ni tenemos asegurado un suelo electoral ni es seguro que nos recuperemos pronto. Todo depende de lo que hagamos y de cómo lo hagamos", ha concluido.

EL PSM EXIGE QUE AGUIRRE FRENE EL CONFLICTO EDUCATIVO Y LA LIBERTAD DE HORARIOS

El Comité Regional del PSM ha aprobado hoy por unanimidad, tras más de siete horas de debate y 90 intervenciones, dos resoluciones en las que insta al Gobierno regional a negociar para solucionar el conflicto educativo y exige la retirada de la ley de libertad de horarios comerciales.

Según han informado fuentes del PSM, además de estas dos resoluciones el Comité ha aprobado hoy, con todos los votos a favor y una sola abstención, las fechas del Congreso Regional Extraordinario, que tendrá lugar los días 20 y 21 enero próximos, y del XII Congreso ordinario de los socialistas de Madrid, que será los días 2, 3 y 4 de marzo de 2012.

El secretario general del PSM ha puesto de manifiesto que todas las intervenciones de este Comité han reflejado "la fuerza" de los socialistas de Madrid "y su vocación de trabajar por un nuevo proyecto del PSOE".

En la primera de las dos resoluciones aprobadas hoy, los socialistas instan al Gobierno de Esperanza Aguirre a negociar con las organizaciones representativas de la comunidad educativa para solucionar el conflicto.

Además, trasladan su "reconocimiento, solidaridad y apoyo a la comunidad educativa y particularmente a los profesores y profesoras" madrileños "por su dignidad y lucha ejemplar en defensa de un modelo de escuela pública para todos y para todas, frente a los recortes del Gobierno regional, a su política de desmantelamiento".

La resolución expresa la solidaridad del PSM con los profesores y profesoras "represaliados" por el Gobierno de la Comunidad al que acusan de practicar "recortes" en los últimos años y en el próximo presupuesto de Educación que "han ido restando medios y recursos para la escuela que es de tod@s, al tiempo que otorga regalos fiscales a quienes más tienen".

Por todo ello, el Comité Regional insta al Gobierno regional a negociar con las organizaciones representativas de la comunidad educativa para solucionar el conflicto en el seno de la Mesa Sectorial de Educación y a que apruebe unos presupuestos "que garanticen la calidad de la Educación Pública" madrileña.

En la segunda resolución aprobada hoy, el PSM exige al Gobierno de Aguirre la retirada del proyecto de ley de liberalización de horarios comerciales porque "supone un golpe definitivo al pequeño comercio" y "un ataque a los derechos de conciliación de la trabajadoras y trabajadores de las grandes superficies".

Aseguran que esta ley, que se tramita en la Asamblea, "no responde a una demanda ciudadana" al ser Madrid "la Comunidad que tiene el mayor número de días de apertura de festivos y el mayor número de metros cuadrados en superficies comerciales".

"Las familias madrileñas no necesitan más horarios para consumir, sino más trabajo y mejores salarios", advierten el PSM a Aguirre a la que acusan de imponer "sin ningún tipo de consenso, una política desreguladora que no va a servir para crear empleo".

Por ello, proponen al Ejecutivo madrileño que retire la ley y negocie "un marco de apoyo al pequeño comercio, de respeto a las trabajadoras y trabajadores de las grandes superficies y que garantice la libre competencia y los derechos de los consumidores".