Tomás Gómez: el adversario de cualquier hombre o mujer de izquierdas es esta derecha de Madrid

Tomás Gómez: "Nunca voy a hablar mal de IU, mi adversario es la derecha"

madrid

| 11.04.2011 - 14:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El secretario general del PSM-PSOE y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, ha avanzado que si ganan las elecciones del 22 de mayo, los ciudadanos podrán acceder desde cualquier ordenador a una página web en la que se detallará toda la información del sistema sanitario de la Comunidad de Madrid.

En la sede del PSM, donde ha presentado la campaña informativa contra el copago que desde este lunes llevará a los socialistas a las puertas de centros de salud y hospitales para repartir octavillas, pegatinas y hasta un pastillero con el lema 'No al coPPago sanitario' con las que denuncian la "agenda oculta del PP" en esta materia, Gómez ha abogado por la "transparencia" de la administración con la ciudadanía, también en materia sanitaria.

Para ello, mañana presentarán su Libro Blanco de la Sanidad, que recoge sus propuestas de gobierno en esta materia; así como un modelo de página web, que se hará "efectivo" desde el 22 de mayo, y que permitirá que "cualquier ciudadano" pueda acceder desde cualquier ordenador a "cualquier información que tenga que ver con el sistema sanitario" como es el caso de las listas de espera.

Según ha destacado, el objetivo es lograr que haya "más transparencia" y "más información veraz al conjunto de la ciudadanía, porque sólo a partir de ahí, un ciudadano puede fiscalizar el conjunto del sistema".

El dirigente socialista, que se ha reunido con el presidente de la Federación para la Defensa de la Sanidad Pública, Marciano Sánchez Bayle, ha explicado que hoy mismo echa a andar la campaña del PSM contra el copago, que les llevará a recorrer los territorios de la Comunidad de Madrid, sus centros de salud y hospitales para informar a la ciudadanía de que el copago es "lo peor, lo más grave y dañino que se puede hacer contra la sanidad pública". "No es otra cosa que quieren que pague más el que está más enfermo cuando lo justo es que pague más quien tiene más recursos económicos", ha denunciado.

Gómez ha explicado que el PP quiere llevar a cabo este sistema bajo dos modalidades: la del pago de una parte del servicio médico y la del recorte de prestaciones de servicio" y se ha vuelto a apoyar en el documento que puso sobre la mesa hace algunos días y que contempla el coste de 22 prestaciones sanitarias tan dispares, como la vacuna contra el cáncer de cérvix, la realización de una basectomía o el coste de los bastones y muletas para denunciar esta "agenda oculta" del PP.

No obstante, ha añadido que cuentan con otros informes que van en la misma línea, por lo que van a salir a la calle con mesas informativas, octavillas y pegatinas, ya que "no se debe engañar a los ciudadanos". "Me pongo la primera, no en la frente, sino en la chaqueta", ha afirmado Gómez poniéndose en la solapa una pegatina roja con el lema ' No al coPPago sanitario'.

El socialista ha explicado que en la reunión que han mantenido, la Federación les ha trasladado sus propuestas para Madrid en esta materia, ha afirmado que incorporarán la mayoría a su programa electoral, y ha detallado que pasan por una mayor inversión en sanidad y una apuesta por la "calidad y la sanidad pública". "Frenar todo el proceso de privatizaciones se hace crucial en este momento en la Comunidad de Madrid", ha opinado Gómez al tiempo que ha abogado por reordenar el sistema sanitario en áreas sanitarias distribuidas de manera lógica de acuerdo a las infraestructuras y población; aumentar los recursos en atención especializada y primaria; e incrementar el número de médicos y enfermeras.

Los socialistas quieren que la salud mental esté "dentro de la cartera de servicios" del sistema sanitario público y que los médicos de familia tengan diez minutos para atender a sus pacientes.

La elaboración de un plan de salud, la derogación del área única con la consiguiente implantación de áreas sanitarias que cumplan con la ley general de sanidad, el aumento de camas hospitalarias, que los cuidados paliativos estén disponibles para toda la población y que haya unidades geriátricas en todas las áreas de salud, son algunas de las propuestas de los socialistas, que también quieren hacer reformas legislativas y crear una red de salud pública que esté coordinada con los ayuntamientos. En opinión de Gómez, hay que "frenar hemorragia que supone la privatización y hay que volver a inyectar sangre al paciente" en todo lo que se pueda.

"MI ADVERSARIO POLÍTICO ES LA DERECHA"

El candidato socialista a presidente de la Comunidad, Tomás Gómez, ha asegurado hoy que nunca va a "hablar mal" de IU, porque su "adversario político es la derecha", en respuesta al candidato de IU Gregorio Gordo, que ayer dijo que los "discursos contradictorios" del PSM les aleja de un acuerdo poselectoral. "Yo no voy a hablar mal nunca de Izquierda Unida. Mi adversario político es la derecha y el adversario político de cualquier hombre o mujer de izquierdas es esta derecha de Madrid, que es una derecha radical", ha contestado Gómez al ser preguntado por las críticas de Gordo.

El candidato socialista ha sostenido que la derecha madrileña "es una derecha de privilegiados, que solamente gobierna para privilegiados; una derecha clasista que intenta separar a los niños según su inteligencia, que separa a los ciudadanos según su riqueza y a los territorios según su composición social". "Ese es el adversario: la derecha del 'tea party', la más radical de todo el mercado, la que tiene en su cabeza un proyecto que es el 'Madrid S.A.', pero no el 'Madrid, señora Aguirre', sino el 'Madrid, Sociedad Anónima", ha continuado.

Tomás Gómez, que ha hecho estas declaraciones tras un acto sobre Sanidad en la sede de su partido, ha acusado también al PP de Madrid de "entender el Estado del bienestar como un negocio" y de "anteponer el negocio de unos pocos al bienestar de la mayoría".

"Cualquier hombre o mujer de izquierdas debería tener claro que su adversario es esa derecha, la derecha más dura y más radical de toda españa", ha subrayado.