Tomás Gómez dejó en Parla un agujero de 240 millones

La deuda con los proveedores alcanzó los 137 millones de euros

madrid

| 26.03.2011 - 15:45 h

Ángel Sombrero

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Tomás Gómez abandonó la alcaldía de Parla en 2008 dejando un agujero en las arcas municipales de casi 240 millones de euros.

Este pasivo proviene de los 65 millones de euros negativos del remanente de tesorería, los 36 millones de deuda con los acreedores a largo plazo, principalmente bancos, y los 137 millones que Gómez dejó a deber a los proveedores.

El Pleno Municipal de Parla aprobó ayer estas cuentas generales del año 2008 en las que más de 57 millones de gastos no habían sido presupuestados previamente. En esas cuentas se detallan facturas que no fueron abonadas como una en la que se incluyen 70 relojes de caballero, 30 de señora y unas botas de caña baja por un importe de 2552 euros.

Tampoco se pagaron varias coronas de flores, ni los 44 euros que costaron cuatro botes de potitos Nutriben, ni los 158 euros de los botes de leche infantil Nidia Premium.

El gobierno municipal de Tomás Gómez también compró unas deportivas Nike especiales para pies delicados de 116 euros que tampoco fueron abonadas.

Las Cuentas Generales de 2007 y 2008 se han aprobado después de que la semana pasada el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulase los presupuestos municipales de 2009 por no haber llevado a cabo previamente la liquidación de los ejercicios anteriores.