Todos los concejales de Madrid deben hacer públicos desde hoy su agenda y regalos protocolarios

Entra en vigor la ordenanza de transparencia aprobada hace un año

Los regalos considerados de cortesía no podrán superar los 50 euros

madrid

| 17.08.2017 - 08:24 h

EUROPA PRESS

Los concejales de los cuatro grupos del Ayuntamiento de Madrid tendrán que publicar su agenda y los regalos protocolarios que reciban desde este jueves, cuando entra en vigor la ordenanza de Transparencia, aprobada hace un año. Los concejales deberán aportar esta información si no quieren ser apercibidos públicamente y se podría imponer una sanción por parte de la comisión de seguimiento de la ordenanza.

En esa comisión también estará presente el Consejo Estatal de Transparencia y el futuro director de la Oficina municipal contra la Corrupción. Entre todos decidirán las sanciones a imponer a quienes no cumplan con las obligaciones que marca la ordenanza, que incluso pueden llegar a proponer el cese de directores generales.

Al respecto, Ahora Madrid, PSOE y Cs comenzaron a hacer pública sus agendas antes de la entrada en vigor de la ordenanza. También tendrán que publicarse en el portal de Gobierno Abierto las atenciones protocolarias siguiendo lo ya aplicable a todos los ediles de gobierno, titulares de órganos directivos y empleados del Ayuntamiento y sus organismos autónomos.

Así, los obsequios considerados muestras de cortesía no podrán superar los 50 euros y no se podrán aceptar más de tres de una misma persona física o jurídica al año.

Los contratos (también los menores) actualizados, la trazabilidad de las decisiones con la huella normativa (que ya se ha empezado a publicar), la reutilización de la información municipal sin necesidad de autorización previa y de forma gratuita y las demás obligaciones de publicidad activa. Todo ello forma parte de los 54 artículos de la primera ordenanza de Transparencia de Madrid, la primera de España.

La ordenanza incluye igualmente el registro obligatorio de lobbies, aunque no entrará en vigor este mes de agosto. Sus líneas fundamentales recibieron luz verde en el Pleno en la sesión de junio y desde entonces ha empezado a correr el plazo dado de seis meses para la puesta en marcha del registro, que se activará antes de final de año.

Además, el Ayuntamiento se compromete con la ordenanza a dar la información que solicite la ciudadanía, que la podrá solicitar con un simple correo electrónico dada la escasa implantación del DNI electrónico.