Titulcia cuenta con un nuevo polideportivo de más de 1.400 metros cuadrados

(Archivo)

madrid

| 07.05.2013 - Actualizado: 16:30 h
REDACCIÓN

La Comunidad de Madrid ha dotado a Titulcia de un nuevo polideportivo municipal financiado con los fondos del Plan Regional de Inversiones y Servicios (Prisma), mediante una inversión de 950.000 euros. El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha inauguró ‘El Jarama’, acompañado del consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, Salvador Victoria, y de la alcaldesa Fuencisla Molinero.

El nuevo polideportivo está situado en el área deportiva Los Arenales, tiene una superficie de 1.416 metros cuadrados y, desde hoy, se convertirá en la instalación cubierta más grande de la localidad, con un aforo de 250 personas sentadas en las gradas y que se podrá ampliar hasta las 650 con la incorporación de gradas desmontables.

Esta posibilidad permitirá acojer también actividades de carácter cultural o social que impliquen la asistencia de un gran número de personas.

SE PODRÁN PRACTICAR NUMEROSOS DEPORTES

En 'El Jarama' se podrá practicar balonmano, baloncesto y fútbol sala. Hasta ahora, los aficionados a este último tenían que desplazarse a Chinchón o a Ciempozuelos para entrenar. También se podrá jugar al pádel, al tenis, al frontenis y al fútbol en el campo contiguo, que además cuenta con vestuarios, despacho y botiquín.

Además, este polideportivo es totalmente accesible y respetuoso con el medio ambiente ya que cuenta con paneles solares para el suministro de agua caliente.

Durante la inauguración, Ignacio González destacó la importancia del Prisma tanto a la hora de crear nuevas infraestructuras como para poder hacer frente a los gastos corrientes que generan las pequeñas obras del día a día y los servicios básicos que prestan los ayuntamientos. Además, incidió en el trabajo conjunto entre la Comunidad de Madrid y los Ayuntamientos, que en tiempos de crisis están sabiendo colaborar para atender las necesidades de financiación de los municipios.

Por eso, explicó González, "hemos querido modificar el Plan Prisma, para flexibilizar sus criterios y dar respuesta a las necesidades inmediatas de los vecinos, de manera que los Ayuntamientos puedan hacer frente con ese Plan a los gastos corrientes y a los servicios básicos que prestan". En este sentido, la Comunidad ha decidido que se pueda destinar a gasto corriente la mitad de la cantidad del Prisma asignada a cada municipio, y eso ya está generando un alivio financiero para muchos municipios.