Teresa Romero se debate entre la vida y la muerte

Un médico del SUMMA eleva a 8 el número de ingresados por el ébola

El hermano de la afectada por ébola: "no hay grandes" esperanzas, "está complicada la cosa"

Desaloja la cuarta planta para dejar más espacio a los profesionales sanitarios

CSIF: "Los profesionales sanitarios que atienden a Teresa reciben atención psicológica"

madrid

| 09.10.2014 - 09:25 h
REDACCIÓN

La auxiliar de enfermería contagiada con el virus del Ébola, Teresa Romero Ramos, se encuentra en una situación "muy crítica", según ha informado el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez.

Previamente, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, detalló que Teresa Romero "está en grave peligro". El hermano de la paciente, José Ramón Romero Ramos, ha señalado que una doctora le había comunicado que "no hay grandes" esperanzas y que "está complicada la cosa".

"¿Esperanzas? Es posible, pero me dice (la doctora) que no hay grandes... Que está complicada la cosa", afirmó Romero Ramos en declaraciones a V Televisión (La Voz de Galicia), en las que reconoció el empeoramiento del estado de salud de su hermana.

Previamente, en declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press, José Ramón detalló que Teresa presenta problemas pulmonares. Actualmente, según dijo, está siendo atendida por unas 14 personas.

OTROS SIETE INGRESADOS ASINTOMÁTICOS

El número de pacientes ingresados a causa del ébola en el Hospital Carlos III de Madrid se ha elevado a ocho, después de hacerlo esta tarde un médico del SUMMA, según han informado fuentes del Hospital de La Paz.

Además de Teresa Romero, la única infectada por el virus del Ébola, y cuyo estado de salud es grave, en este centro hospitalario se encuentra su marido, Javier Limón, que continúa asintomático.

También permanecen en esa situación una enfermera y un enfermero, ambos pendientes del primer test de ébola. Dos facultativos de Alcorcón, un médico del SUMMA y otra doctora de Atención Primaria están en observación y ninguno de ellos presenta síntomas.

El estado de salud de Romero ha empeorado desde el día de ayer pero no se encuentra intubada, según las fuentes del hospital.

Asimismo, hay otro medio centenar de personas a los que se les aplica el protocolo de vigilancia en su domicilio y que consiste, fundamentalmente, en tomarse la temperatura dos veces al día.

DERIVAN PACIENTES A OTROS HOSPITALES Y DESALOJAN LA PLANTA CUARTA

El Hospital Carlos III de Madrid ha desalojado la cuarta planta de pacientes ingresados para dejar más espacio a los profesionales sanitarios que están trabajando con los pacientes de ébola, según ha informado el centro.

En la planta sexta, donde se encuentra ingresada la paciente contagiada y los dos casos de estudio, son unos diez profesionales por turno: tres de ellos son médicos, uno de Intensivos y dos de Medicina Interna de la Unidad de Enfermedades tropicales.

Algunos de los ingresados, 18 en total, se van de alta domiciliaria mientras que otros serán trasladados a otros edificios del complejo: La Paz y Cantoblanco.

Ayer ya evacuó la quinta planta, donde se encuentran ahora los contactos de riesgo: el marido de la auxiliar contagiada, la médico de Atención Primaria que le atendió, un médico del Hospital de Alcorcón y un facultativo del mismo centro.

Desde el centro aseguran que "pueden trabajar" pero que han tomado esta decisión para que lo hagan de forma "más cómoda" y puedan descansar porque hay "mucha tensión" acumulada por la propia atención a los pacientes como por la presión que están ejerciendo los medios sobre ellos.

CSIF ASEGURA QUE LOS PROFESIONALES QUE ATIENDEN A TERESA ESTAN RECIBIENDO ATENCIÓN PSICOLÓGICA

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F) ha asegurado que los profesionales sanitarios que están atendiendo a la infectada por ébola, Teresa Romero, y a los pacientes que podrían padecer también la enfermedad, están recibiendo asistencia psicológica ante la presión recibida por el tipo de trabajo y la "alarma social" generada.

En una rueda de prensa, la portavoz del CSI-F, Elena Moral, ha incidido en que "los sanitarios están actuando con una gran responsabilidad y profesionalidad", y que están recibiendo los medios adecuados y siguiendo los procedimientos establecidos para atender a los ingresados.

"Hemos solicitado un programa de formación continua que no consista simplemente en cómo ponerse y quitarse el traje, sino en simulacros y entrenamientos, y apoyo psicológico", ha incidido Moral, quien ha hecho un llamamiento para que los medios de comunicación eviten el "alarmismo y sensacionalismo", y la ciudadanía no difundan "bulos y noticias sin contrastar por redes sociales".

Al mismo tiempo otros dos responsables de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Manuel Torres y África Díaz, delegados del CSIF en el Hospital Carlos III, han denunciado, por su parte que la auxiliar de enfermería Teresa Romero, pudo ser presionada en la declaración sobre cómo se contagio y han puesto en duda que el médico que lo contó estuviera autorizado para ello.

En rueda de prensa, han dudado también de que sea definitiva la causa del contagio y han criticado que fuera interrogada en su habitación, estando enferma. "Teresa no estaba en condiciones de hacer ningún tipo de declaración", han recalcado.