Tensión en Griñón tras el cierre del único cementerio musulmán de la región

El Ayuntamiento explica que el actual camposanto carece de licencias y control sanitario

La Comunidad islámica, indignada, pide quese reabra

Ya hay seis cadáveres a la espera de sepultura

madrid

| 24.11.2014 - 14:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Tensión en Griñón: desde hace una semana han cerrado el único cementerio musulmán que hay en la región y hay ya seis cadáveres a la espera de sepultura. La Comunidad musulmana está indignada, pero el Ayuntamiento asegura que lo ha cerrado porque no tiene licencia ni control sanitario

El Colectivo de Unión de Comunidades Islámicas de España ha pedido al Ayuntamiento de Griñón la reapertura del único cementerio islámico de la región, un camposanto en el que se entierran a personas de este colectivo pertenecientes a las comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

El presidente de la organización musulmana, Riai Tatari, ha explicado a Europa Press que el cementerio se cerró hace una semana y que desde entonces están en constante "diálogo directo" con el Ayuntamiento del municipio "para ver la alternativas" a este cierre, que se podría prolongar durante, al menos, dos meses.

De hecho, el próximo jueves, 27 de noviembre, mantendrán una reunión en donde abordarán el tema "con profundidad" y con el objetivo de buscar soluciones al problema. Y es que desde el Ayuntamiento han justificado su decisión en que éste no cumple con la ley mortuaria, carece de licencias y no tiene control sanitario.

El cementerio se cerró el pasado lunes cuando el Ministerio de Defensa cedió el territorio al Ayuntamiento de Griñón y cuando éste lo cerró por considerarlo "ilegal" al no cumplir con la ley mortuaria actual, según ha asegurado a Europa Press la alcaldesa del municipio, Maria Antonia Díaz Garrido.

"El cementerio musulmán pertenecía al ejército y no llevaba ningún tipo de control sanitario ni de seguridad. No tenía ningún tipo de licencia", ha explicado, al mismo tiempo que se ha comprometido en reabrir el camposanto en dos meses -la concesión se le ha otorgado al Consistorio por un plazo de 50 años-.

Este es el tiempo en el que prevé que habrá sido ya examinado a través de "prospecciones". El fin es que respete la ley y pueda ofrecer un servicio "correcto" al colectivo musulmán. Hasta ahora se enterraban en este lugar en su mayoría fetos, los cuáles "se desconocían de dónde procedían", ha apuntado la regidora.

Según ha asegurado la primer edil de Griñón, el 80 por ciento de los cadáveres allí enterrados eran fetos que además, se enterraban "de uno en uno" por lo que, asegura, "en un año ya no hubiesen cabido más cuerpos" en este lugar.

Como alternativas, el Consistorio ofrece al colectivo de musulmanes enterrar a sus familiares en otros cementerios de otras comunidades. "Hay muchos cementerios compartidos. Tendrán que dirigirse a uno de éstos y desplazarse a otra comunidad. Sé que es un fastidio pero no queda otra hasta que se reabra", ha señalado.

Asimismo, alega que el Estado tendrá que tomar cartas en el asunto, ya que la población musulmana "está aumentado exponencialmente". Además, asegura que cuando el cementerio era propiedad de Defensa se "enterraba gratis y sólo se daba una propina" a los trabajadores.

Sobre este tema ya se ha iniciado una campaña de recogida de firmas en change.org con el objetivo de pedir que se reabra el cementerio porque "actualmente hay seis cuerpos esperando en un tanatorio a ser enterrados dignamente, entre ellos bebés y niños", destaca la creadora de la petición.

RESOLUCION DEL AYUNTAMIENTO

El pasado 17 de noviembre el Ayuntamiento acordó la suspensión temporal de las autorizaciones para proceder a realizar "nuevas inhumaciones así como cualquier otra actuación funeraria en el cementerio musulmán". Todo ello, añade la resolución, hasta que "se adopten las medidas pertinentes para la rehabilitación integral del mismo mediante la tramitación del correspondiente expediente de contratación para su gestión indirecta".

Contra esta decisión, cabe un recurso de reposición potestativo ante el Ayuntamiento o un recurso contencioso-administrativo ante el juzgado. Si se procede a interponer el primero no se puede poner el segundo hasta que éste sea resuelto.

El Ayuntamiento adopta esta decisión basándose, entre otras cosas, en el decreto 124/1997 por el que se aprueba el Reglamento de Sanidad Mortuoria de la Comunidad de Madrid que señala que "por razones sanitarias o de agotamiento transitorio o definitivo de la capacidad podrán suspenderse los enterramientos en cementerios concretos".

También toma esta decisión después de la resolución del Ministerio de Defensa a través de la cual se otorga al Consistorio "la concesión demanial gratuita sobre el cementerio musulmán de Grión, previa aceptación del pliego de condiciones particulares que rige" dicha concesión.