La Comunidad de Madrid completa el inventario piscícola de la región

Para conocer la calidad de ríos y pantanos se utiliza la pesca eléctrica que no daña a los ejemplares que se pescan

madrid

| 14.09.2017 - 13:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Técnicos de la Consejeria de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid estan completando el inventario piscícola de la región. Se trata de conocer todas las especíes que viven en nuestros ríos y para llevar a cabo el trabajo están utilizando la técnica de la pesca electrica.

Esta técnica consiste en atontar a los peces aplicando una corriente eléctrica de forma que se puedan medir y se tomen datos sin dañarles, devolviéndoles después a su hábitat sin mayores problemas para ellos.

El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha participado en una de las jornadas trabajo que realizan los técnicos de la Comunidad en los ríos, en concreo en la llevada a cabo este jueves en el Paraje de Hoya Encavera.

Saber cúantos peces hay en nuestros ríos, de qué tipo son, hay más truchas o barbos, son grandes o pequeños. Estos datos son fundamentales para conocer la calidad de ríos y pantanos, para saberlo se utiliza la pesca eléctrica

Los peces se quedan adormecidos, no sufren ningún daño, e extraen con sacaderas, de ahí a un cubo con agua fresca oxigenada. En la región hay 47.000 licencias de pesca

La Comunidad de Madrid lleva cabo estudios de la fauna de ríos y embalses de la región para colaborar en la conservación de su riqueza faunística, ha informado el Ejecutivo autonómico en un comunicado.

Durante el estudio que se está llevando a cabo en el término municipal de Lozoya, González Taboada ha podido comprobar las ventajas de utilizar el método de la pesca eléctrica, que permite capturar a los ejemplares objeto del estudio y, una vez analizados, devolverlos a su medio sin ocasionarles ningún tipo de daño.

Gracias a los muestreos que se llevan a cabo en tramos concretos, se obtienen datos como la composición específica de los ríos y embalses, las especies de peces que viven en ellos, su densidad y otros datos poblacionales que son utilizados para ordenar la actividad de la pesca en la Comunidad de Madrid.

De esta manera, el Gobierno regional garantiza la compatibilidad de la pesca con la conservación de la fauna acuática y se da respuesta a una demanda de ocio, se asegura el control poblacional y, además, se implica también al pescador en la vigilancia y cuidado del medio natural. La Comunidad tiene algo más de 47.000 licencias de pesca y un total de 21 cotos para desarrollar esta actividad.