Sor María rechaza las acusaciones y dice que le "repugna" el robo de bebés

El Gobierno hará un censo de posibles casos de "niños robados"

madrid

| 12.04.2012 - Actualizado: 17:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La religiosa María Gómez Valbuena, sor María, que hoy se ha acogido a su derecho a no declarar ante el juez de Madrid que investiga la causa de los "niños robados", ha asegurado que son completamente falsos los hechos que se le imputan y que le "repugna" la separación bajo amenazas de un recién nacido de su madre.

Así lo ha expresado la monja en una carta abierta a la opinión pública, remitida a Efe, en la que expresa sus disculpas si no ha sabido "atender correctamente" a los medios de comunicación, tras comparecer hoy ante el titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, que ha mantenido su imputación por los delitos de detención ilegal y falsedad en documento público.

"Me repugna en lo más hondo de mi ser, considero inadmisible e injustificable en ninguna circunstancia y jamás he tenido conocimiento de la separación de un recién nacido de su madre biológica, realizada bajo coacciones y amenazas", señala la religiosa en la carta.

Tras explicar que ha dedicado toda su "larga vida" a ayudar a los más necesitados de manera desinteresada y en cumplimiento de sus profundas convicciones religiosas, la monja, que acaba de cumplir 87 años, traslada su agradecimiento "de corazón" a todas las personas e instituciones que la han apoyado con muestras de afecto, respeto y consideración.

Por último, María Gómez Valbuena, a la que María Luisa Torres acusa de haberle arrebatado a su hija recién nacida en la clínica Santa Cristina de Madrid en 1982, indica en la misiva que espera que la situación por la que está pasando "se resuelva a la mayor brevedad".

De momento, el juez Adolfo Carretero ha citado mañana a declarar como testigos a los padres adoptivos de esa supuesta "niña robada" y tiene previsto practicar nuevas diligencias.

Por su parte, el abogado de sor María intentó que el magistrado archivara el caso por prescripción del delito, pero Carretero desestimó su petición y ahora ha recurrido en apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid.

Así, fuentes de la defensa de la religiosa han señalado que estando pendiente de resolver ese recurso y dado que los hechos denunciados datan de hace 30 años y que sor María, que acaba de cumplir 87 años, asegura que no recuerda nada de lo sucedido entonces, se ha considerado que la mejor opción era ejercer el derecho a no declarar.

EL GOBIERNO HARÁ UN CENSO DE POSIBLES CASOS DE "NIÑOS ROBADOS"

El Gobierno creará un censo de posibles casos de "niños robados" dentro de las medidas que ha comprometido hoy ante las asociaciones de afectados y que desarrollará un grupo de trabajo coordinado por Justicia, en el que participarán también Interior, Sanidad y la Fiscalía General del Estado.

Los titulares de esos tres ministerios -Alberto Ruiz-Gallardón, Jorge Fernández Díaz y Ana Mato- y el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, se han reunido hoy con representantes de las asociaciones de afectados.

El Ministerio de Justicia ha informado en un comunicado de que asumirá las medidas necesarias para facilitar la obtención de datos del Registro Civil, como nacimientos y posibles fallecimientos de recién nacidos en los últimos 50 años, mientras que Sanidad, previa autorización, recabará información de los centros sanitarios y pedirá para ello la colaboración de los servicios autonómicos de salud.

Estas son algunas de las iniciativas anunciadas hoy por el Gobierno, cuyo objetivo, especialmente la creación del censo, es "concretar la dimensión real del problema".